Ante la contingencia por la pandemia de COVID-19, nos ha parecido que es importante conocer cómo podemos mantener un entorno limpio y saludable para prevenir cualquier riesgo de contagio.

Así que te presentamos  las medidas de higiene a tomar en cuanto a la limpieza del hogar, y traemos una serie de recomendaciones fáciles de seguir.

Pero, antes de contártelas, debes saber qué es un virus y por qué algunos productos no los eliminan. Un virus no es una bacteria, por lo tanto, no puede morir como estas; en cambio, lo que hace es desintegrarse. El virus está cubierto por una capa de grasa que lo protege y lo mantiene, es por ello que los productos anti-grasa (tensoactivos) son los mejores para eliminar virus de las superficies, ya que disuelven su capa protectora y lo desintegran.

Ahora sí, una vez aclarado esto, te presentamos algunas recomendaciones para mantener limpia tu casa. Recuerda que no todos los productos de limpieza son funcionales para eliminar el virus, por lo que es mejor seguir recomendaciones del personal de salud y/o especialistas, y no dejarte llevar por cualquier tipo de información que circula en redes, en especial para la creación de sanitizantes caseros.

Limpieza de superficies
  1. Hay que recordar que el virus está protegido por una capa de grasa (lipídica), por lo que el primer paso sería pasar un desengrasante –el producto que usualmente utilizamos para la estufa– sobre la superficie, para eliminar esta capa protectora y así sea más fácil eliminarlo. Después, aplicar cualquier tipo de vinagre (ácido acético), el cual va a deshacer las proteínas que mantienen al virus activo. Y, por último, limpiar con cloro para eliminar la parte central del virus y eliminarlo por completo.
  2. Otra forma de mantener las superficies limpias es utilizando dos mezclas básicas a base de cloro y agua oxigenada. Para preparar la primera mezcla –de agua y cloro– se necesitan tres tazas de agua y 180 ml de cloro comercial; hay que verter el contenido en un atomizador y limpiar la superficie con una servilleta desechable. Después se debe aplicar la segunda mezcla, que se hace con dos tazas y media de agua y media taza de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), y luego limpiar la superficie con otra servilleta desechable.
  3. En caso de no tener cloro o agua oxigenada, lo más recomendable es usar alcohol al 70%, aplicarlo directamente sobre la superficie, ya que ayuda a inactivar virus como el COVID-19.
  4. El producto Lysol también es una excelente opción para mantener las superficies limpias y sin rastros de virus.
Limpieza de sábanas y ropa

Se recomienda lavar y desinfectar la ropa, así como las sábanas, a máquina con agua caliente (60-90°C) y detergente para ropa. En caso de no tener lavadora, lo mejor es remojar la ropa en agua caliente y jabón dentro de un recipiente grande –como una cubeta–, utilizando un palo para removerlas y evitando salpicar.

En caso de no disponer de agua caliente se recomienda poner a remojo las sábanas en una solución de cloro al 0.05% durante unos 30 minutos. Posteriormente, las sábanas deben enjuagarse con agua limpia y dejarlas al sol hasta que se sequen completamente.

Limpieza para mascotas

Aunque está comprobado que las mascotas no son portadoras del COVID-19, también deben recibir cuidados y limpieza. Si una mascota tiene contacto con una persona infectada, es posible que las partículas en gotas de secreciones se queden en su pelaje. Así, la mascota, aunque no se contagia, sirve de transporte para el virus; cualquier persona que entre en contacto con esas gotas y después se toque el rostro, o no se lave las manos, puede adquirir la infección. Por este motivo, es importante bañar a tu mascota con agua tibia y mucho jabón. También es preferible que la mascota no salga ni tenga contacto con alguna persona infectada o sospechosa de infección.

Leave a comment