Endulzados naturalmente, sin azúcar agregada, estas paletas de piña y sandía son el regalo perfecto para la tarde de verano.

Ingredientes:

1 taza de sandía picada

1 piña cortada en cubitos

1/2 taza de jugo de limón fresco

Preparación:

Coloca la sandía, la piña y el jugo de limón en una licuadora. Licúa hasta que quede suave, aproximadamente un minuto. Divide la mezcla entre moldes de paletas. Sumerge un palito de paleta en el medio y congela al menos 4 horas o hasta que esté firme. ¡A disfrutar!

Nota: para aflojar las paletas de los moldes, coloca los moldes bajo agua corriente tibia durante cinco a diez segundos.

Leave a comment