Sinaloa es un estado de contrastes, cambios y paradojas, desde la diversidad de climas y paisajes, a su evolución histórica y la riqueza de culturas. Esta condición multifacética probablemente ha propiciado el liderazgo de esta región que ostenta la primera posición en producción alimentaria en México. De hecho, su capital Culiacán, se asienta en uno de los valles agrícolas más prolíficos del territorio nacional.

La agricultura de riego se localiza principalmente del centro al norte del estado en los municipios de Ahome, El Fuerte, Guasave, Angostura, Navolato, Culiacán y Elota; mientras que la agricultura de temporal se localiza principalmente en la franja comprendida entre Sierra Madre y la costa, en la región centro-norte en los municipios de Culiacán, Elota, Mocorito y Sinaloa.

En este estado se practica la agricultura más tecnificada del país, lo que le permite lograr una gran productividad. Entre los principales productos agrícolas destacan el pepino, tomate, calabaza, berenjena, chile, legumbres, mango, melón, sandía, maíz, fríjol, soya, cártamo, arroz, trigo, papa y sorgo. Es el líder nacional en la producción de alimentos, empleando a más de 165 mil personas en dicho sector. La cercanía al mercado de Estados Unidos, así como la experiencia e instrumentación tecnológica en la industria alimentaria, propician el desarrollo de Sinaloa. El estado se caracteriza por la producción y procesamiento de alimentos con extraordinaria calidad. Esto hace factible la instalación de industrias manufactureras de clase mundial.

Además, ofrece a los inversionistas la capacidad logística, el prospecto de producción y una plataforma humana para hacer negocios en los mercados de alimentos procesados, industria automotriz y tecnologías de información y comunicación, por mencionar algunos.

Para honrar esta práctica, en Culiacán se celebra anualmente desde hace más de dos décadas Expo Agro Sinaloa, uno de los eventos agroalimentarios más importantes del país.

Leave a comment