John Williams cierra un ciclo de 40 años de música de Star Wars con la banda sonora del Episodio IX, The Rise of Skywalker, la última película de la saga en la que participó. Con una carrera que se extiende durante seis décadas, ha sido compositor de una gran parte de las películas más exitosas en la historia del cine como, por ejemplo, Tiburón, E. T.: El extraterrestre, Superman, Indiana Jones, Home Alone, Jurassic Park, La lista de Schindler, Harry Potter, Star Wars (la que lo consagraría como estrella de la música cinematográfica), entre muchas otras más. También ha realizado otros trabajos como la música de olimpiadas, numerosas series de televisión y varias piezas de concierto.

 

 

Estilo e influencias

El estilo de John Williams suele enmarcarse dentro del Neorromanticismo o Neosinfonismo. El sonido de Williams es la continuación natural de la música de los compositores tardorrománticos o postrománticos, como Wagner, Mahler, Holst, Strauss, etc. De hecho, utiliza los recursos musicales del Romanticismo y Postromanticismo en gran parte de su música, combinándolos con pasajes modales en un estilo más hollywoodiense. No obstante, Williams es un compositor del siglo XX y como tal, se aprovecha de los recursos que introducen las corrientes musicales de vanguardia de este siglo: es frecuente escuchar en sus bandas sonoras pasajes dodecafónicos o atonales, politonalidad, serialismo, etc. En algunas de sus bandas sonoras más recientes, como Memorias de una Geisha o Star Wars Episodio VII: el despertar de la Fuerza, hace mayor hincapié en la música modal (es decir, basada en modos, en vez de música tonal, basada en tonalidades).

El jazz sería una de las principales influencias en la juventud de John Williams y los inicios de su carrera. Su primer contacto con el jazz sería en casa, de la mano de su padre (Johnny Williams, padre del compositor, era un gran baterista de jazz). Precisamente, el jazz le permitió pagarse los estudios de piano en la escuela Juilliard de Nueva York en 1954, tocando en bares por las noches.

Este gran conocimiento del jazz se aprecia especialmente en la banda sonora de Atrápame si puedes, o en la pieza ‘Cantina Band’, que aparece en la primera película de La guerra de las galaxias. No obstante, Williams hace amplio uso de acordes de séptima y/o novena (clara herencia de su bagaje jazzístico) incluso en los pasajes más tonales, aunque suele “disimular” estas notas de tensión mediante la orquestación. 

                                                                                                                     

 

Por otro lado, sus estudios con Rosina Lhevinne le permiten conocer el estilo y, sobre todo, la escritura pianística de los compositores románticos que tanto le influirían. Después de todo, Williams comenzó su carrera en Hollywood como pianista de estudio, y que este instrumento sigue siendo, a día de hoy, su herramienta de trabajo: al igual que la mayoría de los grandes compositores, compone su música en el piano para que más tarde ésta sea orquestada y trasladada a los atriles de los profesores de la orquesta.

Otra importante influencia sería la de los compositores con los que convivió. En primer lugar, su profesor de composición en la UCLA, Mario Castelnuevo-Tedesco, profesor también de Jerry Goldsmith. Al trabajar como pianista y orquestador para compositores ya consagrados, como Bernard Herrmann, Elmer Bernstein, Franz Waxman, Alfred Newman o Henry Mancini, pudo aprender el oficio de la composición de música para cine a través de las partituras de estos maestros.

Por último, las influencias más notorias en el sonido de Williams están en los compositores de finales del XIX y principios del XX, como Wagner, Strauss, Stravinsky, Holst, Mahler… así como en el sonido épico de Erich Wolfgang Korngold y Max Steiner, compositores de origen europeo de la época dorada de Hollywood (años 30 y 40).

 

De Wagner, y en parte a través de Korngold, Williams recupera el uso del leitmotiv, técnica compositiva cuyo origen se encuentra en la ópera; gran efectividad al asociar una música a un personaje (Sayuri, ‘Sayuri’s Theme’; Memorias de una Geisha), objeto (Arca o Santo Grial, ‘Tema del Arca’ y ‘Tema del Santo Grial’; Indiana Jones) o situación (duelos con sable láser, ‘Duel of the Fates’; Star Wars). El uso de varios leitmotiv otorga a la banda sonora una gran unidad y cohesión, ya que unos pocos temas o motivos permiten articular y aportar unidad estilística a la totalidad de la música que suena en el film.

Williams siente un gran aprecio por la música de los compositores británicos, como Benjamin Britten, Ralph Vaughan Williams, Sir Edward Elgar o Gustav Holst. La influencia de estos dos últimos se aprecian en la música de Star Wars. Especialmente significativa es la presencia de Los Planetas de Holst: ‘Marte’, ‘Júpiter’ y ‘Urano’, de Los Planetas, presentan bastantes similitudes estilísticas con algunos pasajes de Star Wars.

                                                                                                                                               

 

El estilo de Richard Strauss es emulado frecuentemente por compositores de música de cine, como por ejemplo Korngold o Alfred Newman. Estos compositores crearon temas de gran majestuosidad y fanfarrias que guardan una estrecha relación con la música de Strauss en cuanto a instrumentación, textura y construcción melódica. En Don Juan o Así habló Zaratustra se pueden reconocer fácilmente recursos musicales que también encontramos en la música de Williams.

Stravinsky y sobre todo La consagración de la primavera tienen también una gran influencia en su música. Compases irregulares, acordes disonantes, cambios súbitos de tempo, textura, etc. La música de Tiburón bebe directamente de Stravinsky y Bernard Herrmann (de este último, y su música para Psicosis, Williams hereda la escritura rápida y violenta para cuerda).

 

Premios y nominaciones

John Williams ha sido reconocido a lo largo de su carrera con múltiples nominaciones y galardones hacia su trabajo en más de 100 películas. La primera nominación fue al Grammy en 1961 por la música de la serie de televisión Checkmate, y el primer galardón sería el Emmy que ganó en 1968 con la música de Heidi. 

John Williams has been nominated for 51 Academy Awards, winning 5; 6 Emmy Awards, winning 3; 25 Golden Globe Awards, winning 4; 67 Grammy Awards, winning 23; and has received 7 British Academy Film Awards. With 51 Oscar nominations, Williams currently holds the record for the most Oscar nominations for a living person,[84][85] and is the second most nominated person in Academy Awards history behind Walt Disney’s 59. Forty-six of Williams’s Oscar nominations are for Best Original Score and five are for Best Original Song. He won four Oscars for Best Original Score and one for Best Scoring: Adaptation and Original Song Score (Fiddler on the Roof).

Entre sus premios se cuentan cinco Oscar y 51 nominaciones (siendo actualmente la persona viva que más veces ha sido nominado al Oscar), cuatro Globos de Oro y 25 nominaciones, 24 Grammy y 67 nominaciones y 3 Emmy con 6 nominaciones. A estos premios hay que añadir diversas condecoraciones como la Orden Olímpica (2003), la Medalla Nacional de las Artes de Estados Unidos (2009) y homenajes a su carrera por parte del Kennedy Center (2004), la Academia Americana de las Artes y las Ciencias (2009) y el American Film Institute (2016). Además, ha sido nombrado Doctor Honoris Causa de diversas universidades y conservatorios.

Por sus composiciones, que hoy nos hacen reconocer el distintivo sonido de un gran número de películas, pero en especial por Star Wars, gracias, John Williams. Que la Fuerza te acompañe.

                                                                                                                                            

 

 

Leave a comment