Sin espacio, sin luz, sin gracia… ¿Piensas que tu recibidor no tiene remedio? Estamos dispuestos a hacerte cambiar de idea. Y lo conseguiremos.

HÁGASE LA LUZ

Transformando el tabique en una pared de cuarterones de cristal. ¿Y otras buenas soluciones? El banco ligero para descalzarte o dejar el bolso y las llaves o la correspondencia. 

NUNCA FALLA

Consola + espejo + luz. Es el trío perfecto para recibidores pequeños. Las consolas son ligeras, los espejos y la luz dan amplitud. Una consola, el baúl de mimbre, el espejo y el papel pintado de la pared que imita tablas de madera, podrían ser una buena opción.

MINIMÍSIMO

Un estante con cajones y un colgador, decoran y son prácticos. Un recibidor que pueda estar junto a la cocina con campana empotrada en el techo y lámparas de techo.

¡PRESUME!

Si tienes una pieza especial como una cómoda antigua, enséñala. Una lámpara, una alfombra puede ser algo suficiente para decorar con estilo tu recibidor aunque sea pequeño.

ESPACIOS IMPOSIBLES

 Donde no cabe nada, piensa en las paredes. Puedes revestirlas con madera blanca  y debajo podría estar un baúl estrecho tapizado, puedes guardar y sentarte para quitarte los zapatos, por ejemplo. 

TRANSFORMER

Un mueble con puertas  que se convierta en banco. Perfecto para recibidores estrechos de paredes largas con piso de madera de roble.

Leave a comment