Ser una persona saludable va más allá de comer bien o de preocuparte por tu físico, se trata de ser alguien con calidad de pensamientos, con metas, con propósitos, con iniciativa, con ganas.

Para llevar a cabo cualquier cosa que nos propongamos, el primer factor que debemos tomar en cuenta es tener una actitud mental positiva.

La calidad que le des a tus pensamientos es la calidad de vida que vas a atraer, sólo tú puedes decidir el rumbo que le das a tu vida, sólo tú tienes el poder de escoger entre quedarte donde estás o superarte y avanzar, nadie más lo va a hacer por ti, debes de aprender a confiar en ti, a creer que lo que puedes pensar lo puedes hacer.

La mente tiene más poder del que tú crees, si estás convencido de que quieres llegar a ser una persona exitosa créeme que lo vas a ser, en cambio, si estás pensando que nunca podrás llegar a ser la persona que quieres ser, o que es muy difícil lograr lo que siempre has deseado hacer, tú mismo te vas a convencer de que lo que piensas es verdad, y ese es el punto de todo esto, somos el reflejo de nuestros pensamientos.

No le puedes dar el poder a la negatividad, porque eso es lo que vas a atraer, si en vez de enfocarnos en lo malo y en lo “difícil” que pueden ser ciertas cosas, te vas a complicar la vida tratando de buscar el lado bueno a algo que nunca lo vas a poder ver, si le das el poder y sobre todo tu atención a lo que realmente importa, como lo son tus objetivos, tu felicidad y tu paz mental, el rumbo de tu vida va a cambiar, porque haciendo esto no hay forma de que tú solo te pongas una traba si mantienes tu postura ante un pensamiento negativo.

Es claro que no siempre podemos estar de buen humor, pero eso no quiere decir que porque estemos pasando un mal momento ya tenemos que llenar nuestra mente de pensamientos pesimistas, al contrario, si tomas los momentos malos como lecciones vas a tener la fuerza para seguir adelante y crecer de manera positiva.

Si llenas tu mente de pensamientos negativos no tendrás espacio para los positivos, aprende a controlar tu mente y que ella no te controle a ti, date la oportunidad de ser feliz, de vivir. Nadie está destinado a no tener éxito, tú solo lo persigues, con tu actitud y energía positiva puedes cambiar el rumbo de tu presente y llegar hasta la cima del mañana.

Tú puedes transformar tu vida y vivir como deseas, puedes convertirte en esa persona que tanto has deseado ser, siempre y cuando seas todo lo bueno que piensas ser. Tienes derecho a ser feliz, pero es tu deber crearte una vida feliz. “Cuando me dejo llevar por lo que soy, me convierto en lo que podría ser. La persona que soy hoy es mi reflejo de mañana.”

Por: Marisol Robles Salomón

Instagram: @marisoolrs

Leave a comment