Los móviles también podrían ser un foco de transmisión del coronavirus, ya que son un nido de gérmenes –pueden tener 10 veces más bacterias que un inodoro–. Descubre cómo desinfectarlos correctamente para evitar riesgos.
Además de nuestra sombra, el teléfono móvil nos acompaña prácticamente en todas las circunstancias. Sin embargo, a veces no somos conscientes de la cantidad de microorganismos que se pueden acumular en ellos, pues se manipulan con los dedos y no siempre están limpios. Según un estudio, los smartphones pueden tener unas 10 veces más bacterias que la tapa de un inodoro, por lo que para evitar infecciones e incluso la transmisión de enfermedades como el COVID-19, lo mejor es desinfectar correctamente estos dispositivos. A continuación, vamos a mostrarte de forma práctica y sencilla cómo debes limpiar tu móvil para evitar el coronavirus.

¿Qué usar para desinfectar el móvil del coronavirus?
Se sabe que el agua y el jabón son unas buenas armas contra los virus, pero limpiar los dispositivos electrónicos con ambos elementos puede dañarlos, a no ser que tengan la categoría IP68, que indica que se pueden sumergir en agua hasta profundidades de un metro, como por ejemplo es el caso de algunos de los últimos terminales del mercado, en estos supuestos se podrá desinfectar al igual que haríamos con las manos.
Pero entonces, si mi teléfono no tiene esta categoría y no se puede usar agua y jabón, ¿con qué lo limpio? La mejor opción para hacerlo son las toallitas desinfectantes, aunque si no dispones de ellas, la otra manera de liberar a tus dispositivos de virus y bacterias es con una mezcla de un 60% de agua y un 40% de alcohol. Para hacer tu mezcla casera, puedes usar por ejemplo una botella de agua estándar de 500 ml, deja 300 ml de este líquido, añade 200 ml de alcohol y mezcla todo bien.

¿Cómo limpiar el móvil?
Para proceder a desinfectar tu móvil y dejarlo libre de coronavirus, utiliza una gamuza o paño de microfibra –como los que se usan para limpiar las gafas– para aplicar la mezcla anterior a la pantalla y al reverso de tu teléfono móvil o tablet –siempre apagados–, en el teclado del ordenador o en el mando a distancia, y hazlo con una regularidad frecuente. Es importante que te laves las manos antes y después de realizar esta rutina, así evitarás riesgos.
No debes empapar el trapo o paño, pues puedes mojar y dañar los circuitos internos, tan solo pulveriza o moja una esquina y ve limpiándolo sin ejercer demasiada presión, recuerda que las pantallas pueden ser sensibles, sobre todo si tienes algún tipo de raja o arañazo en la misma. Evita que penetre cualquier tipo de líquido en la entrada de carga, de los auriculares o en el micrófono o altavoces. Después sécalo todo con una gamuza y no te olvides de hacer lo mismo con la carcasa o funda.
Algunos smartphones, especialmente los que han salido recientemente al mercado, tienen una capa oleofóbica que repele el aceite y evita que se queden los dedos marcados, que podría verse dañada si se utiliza grandes cantidades de alcohol. En estos casos basta con pasar una gamuza de microfibra ligeramente humedecida en agua que absorberá la suciedad.

No uses esto para desinfectar tu móvil
Aunque hay que desinfectar los teléfonos móviles y otros dispositivos con los que se esté en contacto directo, no hay que excederse, o al menos hazlo con sentido común, pues utilizar un producto inadecuado o limpiarlo con grandes cantidades también puede dañarlo.
Estos son los productos que no debes usar sobre tus dispositivos para este fin antiviral:

  • Alcohol 100% sin rebajar o diluir.
  • Lejía.
  • Amoniaco.
  • Limpiacristales.
  • Gel desinfectante de manos.
  • Limpiador de baño o cocina.
  • Toallitas desmaquillantes.
  • Removedor de maquillaje.
  • Toallitas de papel.

Por supuesto, también habrá que evitar que los smartphones se puedan contaminar, y una buena manera de hacerlo es evitando llevarlos a zonas propicias para el contagio, como pueden ser los baños o aseos públicos, así como evitar que otras personas lo toquen.

 

 

Leave a comment