Sana Amanat, la mujer que llegó a cambiar el UNIVERSO MARVEL

Sana Amanat, la mujer que llegó a cambiar el UNIVERSO MARVEL

En su oficina de Midtown Manhattan se eleva sobre el escritorio un póster de Carol Danvers, alias Capitana Marvel. Hace mucho que desapareció el diminuto traje de baño negro que usaba este personaje y que estaba destinado a inspirar una lujuria febril entre los fanáticos. En su lugar, luce su vestimenta y peinado recientemente actualizados, ahora con el objetivo de mostrar su fuerza, como cualquier traje que el Capitán América o Thor pue-dan ponerse. A su derecha está la imagen de Kate Bishop, también conocida como Hawkeye. Más abajo se en-cuentran Kamala Khan, la superhéroe adolescente Ms. Marvel y la foto de la jueza estadounidense Ruth Bader Ginsburg. En la pared opuesta se encuentra una réplica de espuma del clásico puño agrandado de Ms. Marvel, un póster con una alineación de todas las heroínas de Marvel y una imagen de Krysten Ritter, la compleja heroína de Netflix y Marvel, Jessica Jones. La idea de converger estas fuerzas y mentes en una habitación es totalmente cautivadora: su poder, cerebro y corazón, son casi abrumadores. Y sin embargo, en esta oficina, rodeada de mu-jeres poderosas e increíblemente fuertes, la editora y vicepresidenta de Contenido y Desarrollo de Personajes de Marvel Comics, Sana Amanat, se sienta tranquilamente, su expresión refleja la de las heroínas que la rodean.

Entre los récords de taquilla y los premios de la Academia que ha recibido Black Panther, los éxitos de Netflix como Jessica Jones, y una base global de miles de millones de admiradores, Marvel nunca ha sido más influyen-te. Como la mujer responsable de dar a Marvel Kamala Khan, su primera superhéroe musulmana con una serie independiente, y de traer a autores de alto perfil como Ta-Nehisi Coates y G. Willow Wilson a bordo como escrito-res, Amanat ha estado a la vanguardia del renacimiento de la compañía.

“Las historias que deberíamos estar contando a la próxima generación de fanáticos en general es el hecho de que tienen un potencial increíble dentro de sí mismos, y tienen que encontrarlo”, ofrece con una pasión palpable.

La realidad es que Sana Amanat llegó a diversificar el Universo Marvel, eso es lo que han hecho series como Ms. Marvel y Marvel Rising, que ofrecen personajes protagonistas frescos, conectados con el mundo presente, con sus inquietudes y con su diversidad social, racial y cultural.

La joven editora se ilumina cuando habla de cómics. Mientras crecía en Nueva Jersey con sus tres hermanos como parte de una familia pakistaní-estadounidense, se enamoró de las aventuras optimistas de Archie, la lucha por los derechos civiles de X-Men y la serie de Bill Watterson, Calvin y Hobbes. Aún así, ella nunca vio el medio como una carrera potencial. Estudió ciencias políticas en Barnard College con el periodismo como objetivo final, pero pasó de querer informar sobre asuntos internacionales a enamorarse de crear historias de ficción en el sello indie Virgin Comics. “Tomar una sola idea y hacer que se manifieste en una historia real en cuestión de meses fue increíble”, dice Amanat, quien le da crédito a la mentora y editora Mackenzie Cadenhead por fomentar su talento. “Sin embargo, me sentí como una extraña dentro del mundo de los cómics”. Y, aún así, sabía que el secreto para ser un buen editor era pensar más allá de sí misma, pensar en masa.

Admite sentirse desanimada por la cultura dominada por los hombres de la industria y, a veces, por las comu-nidades de fans sexistas. “Encontré que los hombres podrían ser muy territoriales”, dice ella. “Puede haber una mentalidad sarcástica de ‘Si no has estado allí desde el principio, no eres auténtico’”.

Un ejecutivo de Marvel se acercó a ella en 2009 y descubrió que su situación de ser una extraña podría ser un problema positivo. “Recuerdo que mi jefe actual dijo: ‘Mira, tienes algo diferente que ofrecer que el fanático habitual que ha leído cómics desde que era un niño. Tienes una voz diferente, y necesitamos tu voz para cambiar a Marvel”, dice.

Casi una década después, Amanat ha sido una fuerza para el cambio. Los personajes que ha llevado a primer plano pueden tener poderes sobrenaturales, pero sus vidas están informadas por problemas del mundo real. Ya sea política, relaciones raciales, sexismo o temas de clase, sus historias son más que una defensa de los malos. Tomemos el caso de Kamala Khan, también conocida como la Ms. Marvel, la creación más personal de Amanat. Khan, una adolescente pakistaní que descubre que tiene el poder de cambiar de forma, aprende poco a poco que las apariencias externas no dictan la autoestima (aunque su uniforme de minivestido de rayo, bufanda y medias sin duda hace que se vea audaz). Los paralelos a la vida de Amanat son obvios. “[Kamala] vive en Jersey City, y mira al otro lado del río y ve a estos poderosos y hermosos superhéroes que están pateando a tope y se ven muy bien haciéndolo. Ella quiere ser igual que ellos y piensa que lo que es ser poderoso es esta persona que no se parece en nada a ella “, dice Amanat. “Es importante que encontremos una manera de cultivar nuestra propia fuerza y formular esa identidad en nuestros propios términos. La historia de Kamala Khan tiene mucho que ver con eso “.

La idea de construir y recuperar fuerza ha sido un punto focal para las superhéroes femeninas de Marvel du-rante el mandato de Amanat. Ella y su equipo han abandonado el enfoque impulsado por la mirada masculina, dando forma a la presentación de las mujeres de Marvel para reflejar su poder interior.

Comenzando con Carol Danvers, la icónica Capitana Marvel, le dieron a los personajes el equivalente cómico de la renovación de vestua-rio. “Una de las cosas que hizo que Carol no se pudiera relacionar fue que la pusieron en un traje de baño, botas altas hasta el muslo y una faja, y pensaron: ‘Sí, así es como se vería un superhéroe’”, dijo Amanat. dice. “No es un atuendo muy práctico para alguien que va a enfrentarse a los villanos más grandes del universo Marvel”.

Los cambios han hecho más que modernizar la estética de Marvel; han ayudado a fomentar un espacio don-de las mujeres se sientan bienvenidas en la mesa. “En realidad, fue una gran señal de cambio dentro de la indus-tria del cómic, porque las mujeres comenzaron a aparecer en los eventos de Marvel”, dice Amanat. “Por primera vez, tenían un superhéroe que obviamente era uno de los más poderosos dentro de nuestro universo, pero tam-bién uno que se podía relacionar”.

“Todos tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que somos defensores de que cada vez más escritores vengan para comenzar a cambiar el panorama. Eso es lo que se hizo por mí. “No tenía nada que ver con los có-mics, pero alguien alentó mi voz y espero seguir haciéndolo con otros escritores”.

“Cuando vi Black Panther, la he visto dos veces, me emocioné mucho, porque me di cuenta del impacto de tener esa representación. Sólo hay dos chicos blancos en toda la película. Y tener estos personajes realmente poderosos, bien redondeados y ordenados, que simplemente son negros, y lo que eso significará para las mino-rías, no solo en este país sino en todo el mundo. Una película de gran éxito como esa va a dar a la gente, creo, un gran sentido de la posibilidad”.

Es hora de olvidarse de los viejos clichés y aceptar que el Universo Marvel se está expandiendo para alcanzar a nuevos lectores y está ofreciendo un abanico de personajes cada vez más diverso y representativo. A la edito-rial aún le queda mucho por hacer, claro está, pero al mostrar a un mayor número de mujeres empoderadas en roles protagonistas no sólo está llevando a cabo una estrategia comercial inteligente, sino que también está ejer-ciendo su responsabilidad social. Nuestra sociedad está cambiando y todos debemos cambiar con ella, asumien-do los progresos en materia de representación que se han ido consiguiendo a base de grandes esfuerzos y reivin-dicaciones.

Si es cierto que los cómics ofrecen un reflejo del mundo en el que vivimos, entonces algo hemos empezado a hacer bien. En otros tiempos las mujeres Marvel eran damiselas en apuros o simples objetos sexuales. Hoy son iconos de empoderamiento y diversidad como la Capitana Marvel o Ms. Marvel. Algunas mujeres han tomado el nombre y el rol de otros héroes masculinos y han probado que son más que dignas de hacerlo, como Thor o Wol-verine.

Hoy el Universo Marvel está repleto de mujeres como Spiderwoman, la Chica Ardilla, Ángela, la Viuda Negra, Hulka, Seda, la Bruja Escarlata, la Gata Infernal, Dazzler, la Chica Luna, Medusa… ¿Aún dudas de que vivamos en la era Marvel de las mujeres empoderadas?

Leave a comment