Egresado de Ingeniería Física de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México, Yusef Jacobs Kuri provee un servicio de electricidad e iluminación a la población en México que no cuenta con éste o es ineficiente por vivir en zonas rurales marginadas.

Es por ello que Jacobs fundó Vitaluz, y gracias a la donación de muchos mexicanos inicia el proceso de iluminación de 250 hogares, priorizando la inclusión de las comunidades como parte de la solución y el uso de tecnologías sustentables innovadoras.

Con fabricación de sistemas portables conformados por un panel solar que se coloca en el techo del hogar y que genera electricidad con la radiación del sol. Esta energía se almacena en baterías y se administra a través de un medidor de prepago que habilita a los usuarios a comprar en tiendas de abarrotes de su comunidad recargas de energía, similares a las recargas de crédito para celular; es decir, por día, semana o mes.

La startup considera que todos los mexicanos tienen derecho a contar con un servicio de energía accesible y sustentable, sin importar la clase socioeconómica o región geográfica en la que vivan, aun si ésta es una zona marginada y lejos de la urbanización.

Por tal motivo, aporta una solución al problema de que en México existen dos millones 200 mil personas sin acceso a la electricidad, equivalentes a medio millón de familias; que para iluminar sus hogares recurren a alternativas dañinas para su salud y para el medio ambiente, como velas, lámparas de queroseno o generadores de diésel; que son los métodos de iluminación y electricidad más ineficientes y caros que existen.

Por otro lado, hay 8.8 millones de hogares que cuentan con un servicio de electricidad irregular (diablitos). Estas familias se ven obligadas a incurrir en la ilegalidad y extender sus propias redes, lo cual es altamente costoso e ineficiente.

ENERGÍA VITAL
A las personas y familias que carecen de electricidad o tienen un servicio ineficiente, Vitaluz les instala sin costo un sistema que cumpla con sus necesidades –previa aprobación del candidato–, lo que elimina así todas las barreras financieras.

Los usuarios adquieren sus recargas a medida que van necesitando la energía o dependiendo lo que puedan pagar en ese momento. Unido a un modelo de seguimiento y mantenimiento, se asegura que estas familias tengan energía accesible y de calidad para toda la vida.

Además de iluminar a los mexicanos, el modelo de negocios de Vitaluz ha permitido crear tres tipos diferentes de empleos en las comunidades donde se instalan los equipos:

Soles. Son las dueñas de misceláneas, líderes comunitarias y/o personas que quieren ayudar a su comunidad. Las Soles son las encargadas de vender las recargas de electricidad dentro de su comunidad, a través de la app VitaSol, que no necesita ni internet ni señal para operar. Por cada recarga vendida, la Sol obtiene una comisión.
Técnicos locales. A quienes Vitaluz capacita para que puedan dar asistencia técnica a sus usuarios y mantenimiento a sus sistemas.
Embajadores comunitarios. Son personas de la comunidad que ayudan a transmitir el mensaje y a contactar nuevas personas que necesiten el servicio. Los embajadores obtienen una comisión por cada cliente conseguido.

Hasta el momento, la empresa opera en tres estados de la República Mexicana (Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo), cuenta con 272 usuarios activos, tiene 150 en lista de espera y ha generado 60 empleos directos. Asimismo, en promedio le ha permitido ahorrar a cada hogar 412 pesos al mes, en costos para iluminar sus casas; y ha reducido, por cada casa, 401 kilogramos mensuales de emisiones de equivalentes de dióxido de carbono (CO2e).

ILUMINAR A MÉXICO

No obstante los resultados obtenidos, el ingeniero Yusef Jacobs sabe que todavía hay millones de mexicanos que carecen de electricidad todos los días de su vida, quienes para iluminar sus hogares dependen de velas. Aunado a que no pueden tener los electrodomésticos básicos por ausencia de corriente eléctrica.

Por ello, y con el fin de dotar de electricidad a más hogares, donde los niños puedan estudiar más tiempo, sus padres y madres aumenten la productividad de sus actividades artesanales, y familias enteras puedan utilizar por primera vez electrodomésticos, Vitaluz inició una campaña de crowdfunding que permitirá llevar más equipos a más mexicanos que “podrán aspirar a tener un futuro más luminoso”.

Las aportaciones hechas a través de donadora.mx serán destinadas a la fabricación e instalación de sistemas de energía solar, para llevar electricidad a 250 mexicanos que no cuentan con acceso a los servicios oficiales de luz. Originalmente la meta era beneficiar al doble de personas, al recabar un millón 300 mil pesos; cantidad necesaria para comprar los componentes de los sistemas Vitaluz (paneles solares, baterías, inversores, controladores de carga, medidores de prepago, focos LED, entre otros), ensamblarlos e instalarlos en cien hogares, sin embargo, las donaciones alcanzaron la mitad de dicha cantidad.

Una vez fabricados los sistemas, éstos podrán instalarse sin costo en los hogares de los usuarios, quienes lo único que deberán pagar son las recargas de electricidad cuando las necesiten; costo que a la vez asegurará recibir asistencia técnica y mantenimiento permanente del sistema.

Los sistemas serán instalados en la delegación Xochimilco, Ciudad de México (en las colonias Ampliación Chalma, Tepipili y Bodoquepa); y los municipios de Toluca, Estado de México (en el barrio El Cóporo); y Actopan, Hidalgo (en la localidad de Santa María Magdalena).

Actualmente se encuentran en el proceso de fabricación para iniciar instalaciones. En tanto que todo el dinero que se vaya generando a partir de los sistemas originales con que inicia este proyecto será reinvertido para instalar aún más sistemas, beneficiando así a más familias mexicanas.

Leave a comment