polo1

Disfrutar de la maravilla de la Navidad en un viaje que nos transporta al Polo Norte, al lugar donde Santa Claus y sus ayudantes fabrican los juguetes de todos los niños del mundo, pero sin tener que ir tan lejos, es una experiencia única para los pequeños de casa.

 

polo

 

En época decembrina, la ciudad de Flagstaff y la terminal de Williams en el estado de Arizona, tienen dos recorridos muy navideños: The Polar Express y The North Pole Experience.

 

Basado en el cuento infantil ilustrado autoría de Chris Van Allsburg, The Polar Express es un mágico viaje en un tren que recoge a los niños creyentes de la Navidad y los lleva al Polo Norte para observar cómo Santa inicia su recorrido por el mundo. En la historia, un niño feliz tiene un amigo que no cree en Santa Claus y se burla de él por creer en esas tonterías. El niño, cada año espera con ilusión la llegada del anciano con los regalos y una víspera de Navidad el Expreso espera afuera de su casa para llevarlo con muchos más niños. En el tren hace amigos mientras cantan villancicos, comen galletas y chocolate caliente. Al llegar a su destino recibe un cascabel que simboliza que no importa la edad que se tenga, la magia y la esperanza no deben morir.

x2

Año con año, en el Parque Nacional del Gran Cañón, la empresa Grand Canyon Railway & Hotel, con sede en el desierto de Arizona, realiza recorridos especiales en el tren llamado The Polar Express, con la intención de que familias completas revivan la historia del libro.

tren1tren2 tren4

El tren viaja al pueblo del Polo Norte, en el recorrido se lee el libro de Chris Van Allsburg, se cantan villancicos, se comen galletas y toman chocolate caliente. Al llegar al pueblo del Polo Norte, Santa sube al tren y camina por cada vagón para saludar a los niños y adultos, regalándoles a todos un cascabel.

 

De acuerdo con el sitio de la empresa Grand Canyon Railway & Hotel, el viaje tiene una duración de 90 minutos y se realizan en dos horarios nocturnos, a las 5:30 pm y 7:30 pm, aunque algunos días, específicamente sábado o domingo, cuentan con salidas a las 3:30 pm, también desde el Parque Nacional del Gran Cañón, que es iluminado por la luna.

 

The Polar Express está disponible desde el pasado 11 de noviembre y el último recorrido será el próximo 6 de enero de 2017.

 

A 57 kilómetros de distancia de ahí se encuentra la ciudad de Flagstaff, cerca del borde suroccidental de la meseta del Colorado, a lo largo del borde occidental del mayor bosque contiguo de pino ponderosa de los Estados Unidos.

 

Es dentro del bosque donde se localiza el Taller de Santa, en una aventura sin igual llamada The North Pole Experience.

polo4

Por ello, al bajar de The Polar Express en Flagstaff, se recomienda alojarse en alguno de los hoteles con los que The North Pole Experience tiene convenio, como con el anfitrión y más importante de ellos, el Hotel Little America, el cual está adornado con millones de luces desde la ceremonia de encendido.

 

Cuando las familias llegan a Little America, al registrarse reciben un boleto interactivo para el Polo Norte. Este boleto les permite subirse en el trolebús de Santa Claus conducido por un duende a través del bosque y el portal mágico. Al pasar el portal, música navideña llena el trolebús, flashes se iluminan y los niños cierran los ojos. Y entonces, han llegado al Polo Norte. Allí, delante de ellos, se encuentra el secreto de todos los secretos: un gran taller en medio del bosque Polo Norte.

 

Los niños y sus padres son entonces guiados en el tranvía para tocarle la puerta a los duendes. Una vez que las familias entran en la taller de juguetes de Santa Claus, es donde comienza la verdadera magia. El Taller de Santa en The North Pole Experience es un recorrido completo, donde los niños pueden tocar todo.

polo5 polo3

Las familias trabajan junto con los duendes en la construcción de juguetes y en interacción con el bullicio del taller. También pueden asistir a la Elf University, que es la universidad de los duendes, visitar la sala de correos de Santa, su oficina personal donde observa a los niños del mundo y la famosa Área 47, en la que se encuentra el trineo, el centro de comando de misiones, sistemas de radar y todo para que la Navidad salga como debe ser.

 

El recorrido dura aproximadamente una hora y 35 minutos en el taller con una visita familiar privada con Santa Claus.

polo2

 

Este 2016 todos los niños recibirán de manos de Santa un osito de peluche conmemorativo especial. Se recomienda a los padres no decirle nada a sus hijos ya que el oso es una sorpresa.

 

The North Pole Experience es único en su tipo en todos los Estados Unidos, cumpliendo ocho años de haberse inaugurado y cada vez hay más turistas interesados al proporcionar una experiencia inigualable en la vida.

 

Aún cuando se pueden tomar ambos recorridos por separado, se recomienda tomar The Polar Express y The North Pole Experience juntos durante un fin de semana para disfrutar un viaje navideño lleno de magia. Ambos son experiencias increíblemente diferentes, y deben reservarse por separado.

Leave a comment