Si tú crees que el sol es tu amigo para mantener ese color perfecto de bronceado en tu piel, aquí te van unas cuantas razones por las cuales no debes de abusar de este maravilloso elemento natural, que gracias a los efectos del calentamiento global cada día genera más daño.

No importa qué tipo de piel tengas, ni cuánto tiempo estuviste expuesta al sol, si no proteges tu piel las quemaduras, puede traer como consecuencia cáncer en la piel.

Cuando no cuidas tu piel del sol eres más propensa a que las arrugas aparezcan cuando eres más joven; envejeces más rápido porque los rayos UV desgastan las células que protegen naturalmente tu piel del sol, ¡ayúdalas con un poco de bloqueador!

En verdad que no me canso de decirlo, tu bloqueador debe de ser un elemento de uso diario, así como el ritual de lavarte los dientes tres veces al día.

Tal vez no lo sepas, pero la mayoría de las personas estamos súper expuestas a la radiación; así es que no dudes en acudir a tu dermatólogo o experto. Para que te recomiende el que mejor le vaya a tu piel.

Por: Nora Aragón

Facebook @noritaragon

Instagram @noraaragon.casadeimagen

Fotografía:

Paulino Campos

@paulinocampos

Modelo:

Ilse Zazueta

@she.ginger

Imagen/moda:

Nora Aragón

Leave a comment