¡No te compliques si tienes una terraza pequeña, porque aquí te enseñaremos cómo sacarle el máximo provecho!

Decorarlas con plantas, hacer deporte, tener una mini selva, compartir una comida con la familia son solo ejemplos de lo que puedes hacer con tus exteriores. ¡Anímate, algunas te sorprenderán!

Necesitas poco, pero debes cuidar lo que elijas. Si quieres convertir tu terraza pequeña en tu refugio cuando llegas a casa en los días de primavera y verano, donde las horas de sol se alargan, pon especial atención al piso. Encontrarás muchas opciones: desde pisos antiderrapantes o laminados a uno de pasto artificial. Todo depende de cómo lo quieras decorar.

Abre tu living a la terraza

Puedes unir el interior de la vivienda con el exterior fácilmente. ¿Cómo hacerlo? Elige colores, materiales y texturas que se asemejen en ambos ambientes. Por ejemplo, si decides decorar tu living utilizando una banda cromática determinada, deberás emplear similares colores en la terraza para unificar los espacios. ¿Para qué sirve esto? Cuando tengas invitados, puedes abrir las puertas de tu terraza para que salgan libremente a conversar o fumar.

Aprovecha las esquinas

Aprovechar una terraza al máximo es utilizar toda su superficie, así, aunque sea pequeña, seguro que encuentras muchas oportunidades y una de ellas consiste aprovechar las esquinas para añadir algún mueble que explote ese espacio y no quede inservible. Puede ser una estantería, una mesa o un banco que haga de “sofá esquinero”.

Utiliza muebles plegables

Obvio, dar rienda suelta a nuestra imaginación es necesario cuando te enfrentas a exteriores reducidos. Si dispones de una terraza pequeña, no renuncies a ella pese a no encontrar el diseño adecuado. Te recomendamos utilizar muebles y sillas plegables, mesas con la capacidad de aumentar su tamaño o reducirlo, estanterías adaptadas a las esquinas… Recuerda que todo es posible.

Decórala con plantas y disfruta de tu mini selva

Decorar cualquier espacio de nuestra casa o departamento con plantas es muy agradable a la vista y embellece. En las terrazas, quizás aún más, pues la luz natural ayuda a que las plantas florezcan. Elige unos lindos maceteros o jardineras y planta tus propias flores, cuya fragancia o color más te inspiren. Si eres un amante de los productos ecológicos, quizá podrías crear tu propio huerto en el balcón.

Leave a comment