La moda son aquellas tendencias repetitivas, ya sea de ropa, accesorios, estilos de vida y maneras de comportarse, que marcan o modifican la conducta de las personas.

La moda genera cambios constantes y nos adaptamos a ellos. A lo largo de la vida también hay muchos cambios, pequeñas pérdidas como cambio de ciudad, en los niños el cambio de escuela, de autoestima, término de una relación, quedarse sin trabajo, la jubilación, las etapas de desarrollo, pérdida de sentido de vida, etc., que parecieran no afectarnos y pérdidas importantes como la muerte de un ser querido.

        “ Las lágrimas son agua que se convierten en flores cuando transformamos el dolor en amor.”

–Mayra Castro

Aún en situaciones felices tenemos pérdidas importantes, cuando se casa un hijo, la pareja pierde su individualidad, la familia nuclear vive la ausencia física del hijo, los hermanos la ausencia del hermano; habrá pequeñas pérdidas y todos tienen que vivir un proceso de duelo para readaptarse a su nueva forma de vivir, aunque el cambio haya sido, como lo mencioné, por un motivo de felicidad para todos.

Ante cualquier pérdida, surgen diversos sentimientos y no sabemos qué hacer con ellos, creemos que estamos mal por sentir tristeza, enojo, frustración, miedo, soledad, incertidumbre, culpa, etc., por lo que los reprimimos, los guardamos en un lugar de nuestro corazón. Nuestra mente nos habla que tenemos que ser fuertes y nos dice que tenemos que estar bien por los demás para no preocuparlos.

No nos han enseñado que el dolor es parte de la vida, nos han vendido la idea de una felicidad completa, pero esa no existe, siempre hay algún reto que superar.

La Tanatología nos da las herramientas para poder elaborar duelos de una manera sana, nos invita a la expresión de emociones, culturalmente está mal; nos permite llorar para liberar el dolor no expresado; nos habla que no hay un tiempo definido para elaborar el duelo porque cada duelo es individual; nos deja contactar con nuestra tristeza y la abrazamos el tiempo necesario, es tiempo para estar con nosotros mismos; nos podemos enojar con Dios, con los médicos, familiares, con los que tengan que ver con lo sucedido y está bien para así poder liberar dolor; nos enseña que podemos volver a ser felices sin sentir culpa; nos acerca a la muerte que se vuelve un espejo de la vida, nos hace tomar consciencia de que algún día moriremos y que mientras vivamos tenemos una misión que cumplir; nos enseña que la pérdida nos deja una enseñanza, el dolor hace florecer al amor y ese dolor lo podemos transformar en una escultura.

Si la Tanatología estuviera de moda, sabríamos que podemos liberar esas emociones y sentimientos reprimidos que se vuelven una carga pesada, podemos construir un camino con flores a pesar de que haya piedras, que la vida sin sentido vuelva a tener uno y puedas disfrutarla.

Si tuviste una pérdida, busca ayuda para que puedas encender nuevamente esa luz que apagaste en tu corazón.

Bendiciones.

Por: Yvonne Bulnes

Tanatóloga

yvonnerosadecristal@gmail.com

Programa de radio por internet

www.omradio.com.mx

Martes de 4 a 5

Grupos de ayuda mutua

Alejandra Renacer

Tanatóloga Yvonne Bulnes

Leave a comment