Conocido por ser uno de los mejores cirujanos de Hollywood, con un largo historial de pacientes compuesto en su mayoría por celebridades, Robert Rey no siempre tuvo una vida llena de lujos, la suerte y sus ganas de superarse lo llevaron a ser uno de los cirujanos plásticos más prestigiosos de la actualidad.

Roberto Miguel Rey Júnior nació el 1 de octubre de 1961 en un barrio pobre de Sao Paulo, Brasil. Sus primeros años los vivió junto a un padre poco afectivo, una madre que no tenía poder en la toma de decisiones y tres hermanos, dentro de un hogar donde escaseaban los recursos económicos y la violencia era algo que se veía a diario.

Cuando él aún era un niño llegaron hasta la puerta de su casa dos misioneros americanos liderados por Orson Scott Card, quienes tras realizar varias visitas a la familia y ver la situación tan extrema de pobreza y maltratos a la que Robert y sus hermanos se enfrentaban, le propusieron a su padre llevarse a los niños a Estados Unidos donde tendría mejores oportunidades de vida. El padre, con tal de liberarse de su responsabilidad, aceptó sin pensarlo dos veces.

Los cuatro jóvenes se mudaron a la casa de Orson en Utah. Ahí la vida de Robert cambió por completo cuando la madre del misionero los acogió como si fueran sus propios hijos y los encaminó hacia el bien. Tiempo después se mudó con una familia de misioneros rancheros de Arizona, donde tuvo su primero caballo.

Pasar parte de su niñez y toda su adolescencia junto a estas dos familias que le dieron una vida digna, llena de amor y valores, recibiendo la educación y los cuidados para su sano crecimiento lo llevaron a tener las bases necesarias para asistir a la universidad.

En 1990 entró a Tufts University School Of Medicine donde inició sus estudios en medicina. Luego hizo tres años de residencia en cirugía general dentro del centro medico de Harbor-UCLA y completó su residencia en cirugía plástica y de reconstrucción en University of Tennessee-Memphis Health Science Center. Para 1997 obtuvo una beca en Harvard Medical School, la cual aprovechó para especializarse en la reconstrucción estética de pecho.

Los percances que tuvo que afrontar durante su infancia lo motivaron tanto que se esforzó para ganar varios premios, como el segundo lugar en mejor residente de la sociedad de cirujanos plásticos y reconstructivos del sureste de Estados Unidos y el mejor residente de cirugía general, también ganó una segunda beca para la investigación de anatomía y biomecánica de estudiantes de medicina en National Institutes Of Health (NIH).

A lo largo de su carrera ha realizado más de 30 mil cirugías. Sus procesos quirúrgicos más reconocidos son la elevación estética mamaria sin prótesis, la abdominoplastia con baja incisión y las cirugías de aumento de mama, por usar un método trans-umbilical que deja una cicatriz “invisible”.

Su método de mamoplastia trans-umbilical le abrió las puertas de la fama cuando en el 2002 una joven que estaba enterada de las maravillas del procedimiento llegó a su consultorio decidida a someterse a la cirugía. Para la sorpresa de Robert esta chica resulto ser secretaria de una de las oficinas de E! Entertainment. La mujer, impresionada con los resultados, comentó lo sucedido con los productores del canal, quienes semanas después visitaron al cirujano con una propuesta algo peculiar, hacer un programa que se llamaría “Plastic Surgery Special”, donde mostraría ante las cámaras todo el procedimiento del aumento mamario trans-umbilical.

Al ver el éxito del programa, otros productores comenzaron a crear series de televisión que giraban en torno a las cirugías plásticas y así nació Nip/Tuck y The Swan. Indignado por la imitación de doctores que manejaban dentro de estos programas, Rey decidió escribir un libreto que para el 2004 se convertiría en el reality show Dr.90210.

Su reality, al igual que Nip/Tuck y The Swan, tiene como tema principal las cirugías plásticas enfocándose en sus pacientes que pertenecen a los barrios más ricos de Beverly Hills en Los Ángeles, California, pero no sólo muestra los detalles de sus cirugías, sino también revela un poco de su día a día y la relación con su familia.

Siendo un exitoso cirujano y empresario actualmente, hace más que procedimientos médicos a personas que pueden costearlo, pues cada año viaja en misiones humanitarias a diversos lugares, especialmente regresar a los barrios pobres de Brasil, para operar de forma gratuita a niños que necesitan cirugía reconstructiva y así ayudarles a mejorar su calidad de vida.

Robert Rey es miembro de dos asociaciones, la Asociación Medica de Los Ángeles y la Asociación Médica Americana, se desempeña como corresponsal de la revista The insider y la emisora NBC4 y está en el equipo de Cedars Sinai Hospital de Los Ángeles.

Leave a comment