El otoño es una de las más hermosas épocas del año. Caen hojas coloridas, la brisa se siente en el rostro, la lluvia amablemente nos advierte y nos prepara para el frío abrazo del invierno. Pero, ¿qué solemos hacer cuando llega el otoño? Algunos regresan de sus vacaciones de verano, otros comienzan a trabajar, van a la universidad, se encierran en casa sintiéndose deprimidos porque el verano ha terminado. Raramente las personas eligen viajar en este período del año, ¿pero es ésta una buena elección?

Por un lado, la gente espera con impaciencia las próximas vacaciones de verano o invierno. Y sí, siempre es bueno planificar tus vacaciones de verano o decidir cómo y dónde vas a pasar las vacaciones de Navidad durante el invierno. ¿Son esos períodos del año los mejores para viajar? ¿Tenemos que dar por sentado el otoño y la primavera, esperando que lleguen a su fin rápidamente para que podamos irnos de vacaciones? Te compartimos algunas razones por las que deberías considerar el otoño como el período del año para ir de viaje:

Condiciones climáticas

Otoño no significa que va a llover todo el tiempo, pero vamos, ¿por qué centrarse en el aspecto negativo de la lluvia? Tratemos de verlo de esta manera: en verano el clima es abrasador, en otoño es muy agradable.

¿Qué sucede cuando visitas una nueva ciudad en verano y tienes que hacer un recorrido de un día por las atracciones? En definitiva, el sol no es tu mejor amigo. Empiezas a sentir que no tienes energía, te duele la cabeza, sudas porque hace un calor increíble, etc.

En cambio, el clima de otoño es altamente adaptable para el cuerpo de una persona. Sí, aún puedes disfrutar del sol, pero el viento enfriará los efectos ardientes del mismo. Y la mejor parte es que si estás dispuesto a ir a la playa, puedes hacerlo. Tomemos a los griegos como ejemplo; disfrutan del cambio de temporada al máximo, nadan en su magnífico mar y toman el sol todo el día.

Viajar es más barato

Por lógica, cuando es temporada alta, como en verano y en invierno, la demanda aumenta y los precios de viaje también. Sin embargo, si viajas en algún momento fuera de temporada, puedes encontrar ofertas mucho más atractivas y variadas que también te ahorrarán algo de dinero. Incluso sentirás la diferencia en las tiendas locales: los productos también se pueden vender a un precio más bajo durante otoño.

Adiós a las hordas de turistas

¿Recuerdas cómo hasta ahora has pertenecido al grupo de personas que viajan únicamente en períodos vacacionales? La multitud y desastre que sobrevive una ciudad cuando los turistas la atacan es un hecho que no sólo molesta a los lugareños, sino también a otros turistas que quieren disfrutar del espíritu de la ciudad. Imagínate visitando el destino de tus sueños, como Barcelona, ​y deseas admirar el trabajo de Gaudí en paz. Si vas en verano lo que probablemente admirarás es los cientos de selfies en el aire, amenazando con que te golpeen “por accidente”.

Otro ejemplo, has tenido un año difícil, deseas relajarte y descansar en una de las fabulosas playas de Miami. Si vas en verano existe una posibilidad significativa de que la playa esté tan llena que seas víctima de las acciones de los turistas, ya sea personas que practican deportes de playa o niños que arrojan arena y gritan a sus padres, etc.

Colores en todas partes

No podemos ignorar el hecho de que el otoño despierta el alma artística en la mente de cada humano. Las coloridas hojas en el suelo, los largos campos verdes, los mágicos arcoíris después de la lluvia, todo eso ofrece paisajes impresionantes que te harán apreciar aún más la naturaleza. Incluso hay algunos lugares en el mundo donde puedes experimentar su verdadera belleza sólo en esta temporada. Imagina tus increíbles fotos de viaje: ni siquiera tendrás que ponerles filtros.

Sé diferente

Se acercan las vacaciones de invierno y todos buscan el lugar perfecto para esquiar o para celebrar la Navidad. Nuevamente, debido a las razones discutidas, todos atacarán las agencias de viajes para encontrar una buena oferta para su gran escape. El hecho de que la mayoría vaya a alguna parte en ese período del año, no significa que tengas que seguirlos automáticamente. Piensa en la mejor manera de celebrar es con tu familia y amigos cercanos y deja las decisiones de viaje para un mejor momento del año, cuando estés preparado adecuadamente.

Recuerda

Viajar es un regalo, no importa en qué estación elijas hacerlo. Si deseas tener la mejor experiencia, a veces conviene pensar sabiamente sobre las decisiones de viaje, lo que significa también tener en cuenta la estación del año. No te apresures, tómate un tiempo para elegir, después de todo, estás invirtiendo tu tiempo y dinero en algo que debería complacer, no decepcionar.

“El invierno es un grabado, la primavera una acuarela, el verano una pintura al óleo y el otoño un mosaico de todos.”

—Stanley Horowitz

Leave a comment