El Instituto Jean Piaget nos a demostrado repetidas veces lo importantes que son los maestros para el desarrollo de los pequeños, y en esta ocasión les festejaron su día de una manera espectacular, siendo la sede de el festejo el hermoso Campestre La Herradura, con sus bastas áreas verdes, piscina, y su decoración estilo cambriano, fue el lugar perfecto para el festejo.

Al llegar, a cada maestro se le daba un regalo de bienvenida, para después ir a su mesa a acomodarse, la comida fue tan variada como deliciosa, una diversidad de guisos fueron los actores principales del menú, así como deliciosas bebidas naturales para acompañar, y claro, no podía faltar la buena música para amenizar el ambiente.

Algunos maestros también tuvieron la oportunidad de montar en uno de los magníficos caballos que el campestre ofrece como parte del hermoso paisaje.

 

 

 

 

Leave a comment