La cicatrización queloidea es uno de los grandes retos para el cirujano plástico, puesto que se trata de uno de los problemas clínicos más frustrantes dentro de la cicatrización anormal. Las cicatrices queloides se originan secundariamente a una lesión dérmica y exhiben un crecimiento exuberante e indefinido de colágena.

A diferencia de las cicatrices típicas, los queloides crecen más allá de los límites de sus heridas originales y no regresan con el tiempo. Las personas de ascendencia africana, hispana y asiática, y las personas entre 10 y 30 años de edad son más susceptibles a la formación de queloides; sin embargo, los queloides pueden desarrollarse en cualquier persona independientemente de su origen étnico y edad.

Se han atribuido a alteración en la regulación de los factores de crecimiento, recambio aberrante de colágena, factores genéticos, disfunción inmunológica, reacción al sebo y alteraciones mecánicas. No hay una hipótesis única que explique el proceso adecuadamente.

El tratamiento para los queloides incluye inyección de esteroides, escisión quirúrgica, tratamiento con láser, radiación y crioterapia. Todos los casos de queloides deben ser evaluados individualmente por un cirujano plástico para decidir qué plan de tratamiento es el más apropiado.

La mayoría de los queloides responderán a las inyecciones de un esteroide llamado triamcinolona que reduce la producción de colágeno y otras proteínas que forman tejido cicatricial fibroso. Estas inyecciones suavizan y aplanan los queloides; sin embargo, se deben realizar mensualmente durante 3 a 6 meses y rara vez se eliminan los queloides por completo.

Otro tipo de tratamiento muy utilizado es la resección quirúrgica de los queloides. Este tratamiento tiene una tasa de recurrencia muy alta porque los queloides se forman en los sitios de incisión.

Existe también la opción de usar láser pulsado, el cual utiliza un haz de luz concentrado para destruir los vasos que suministran sangre al queloide, lo que reduce el enrojecimiento y la inflamación. La radiación se usa comúnmente para tratar los queloides que no se pueden eliminar quirúrgicamente.

Los métodos enumerados anteriormente funcionan individualmente o en combinación para lograr el resultado deseado del paciente. No todos los casos responden alguna u otra terapia terapia y los pacientes deben ser examinados individualmente para determinar el mejor plan de tratamiento.

Un cirujano plástico certificado es el único especialista que cuenta con los conocimientos, entrenamiento quirúrgico y experiencia necesarios para realizar este tipo de procedimientos bajo condiciones de máxima seguridad para el paciente. No expongas tu salud y verifica las credenciales de tu cirujano.

 

Por: Dr. Oscar Eduardo Flores Woods

Cirujano Plástico, Estético y Reconstructivo

drfloreswoods.cirplastica@gmail.com

Tel: (669) 688-2257

Cel: (669) 222-3081

www.woodsplasticsurgery.com

Laguna Plaza & Business Center, Consultorio 608

Leave a comment