Terminator es una de las películas clave en el imaginario colectivo desde la década de los 80. No sólo llegó a presentarnos una trama de ciencia ficción completamente novedosa para la época, sino que nos mostró la evolución de una chica común y corriente que poco a poco se convertiría en la heroína que hoy conocemos.

La transformación de Sarah Connor en una experta guerrillera preparada para evitar un apocalipsis de Skynet es brillante; casi que podríamos decir que son dos personajes distintos y esa transformación precisamente demuestra el carácter indomable del personaje, una característica que sin duda toda gran heroína debe tener.

A raíz de eso, repasamos algunas de las razones que convierten a Sarah Connor en la gran heroína del cine:

Orígenes sencillos

Como todos recordarán, Sarah Connor era una joven con los intereses y la vida de cualquier persona normal. Hasta el momento que se topa con Kyle Reese, ella no era consciente de su importancia y ni siquiera se imaginaba que terminaría siendo una guerrera letal.

Sarah nunca imaginó la importancia que iba a adquirir y ese componente, quizá uno de los más importantes de todo esto, nos recuerda al arquetipo del héroe clásico: casi cualquier persona puede convertirse en héroe.

Carácter

Se necesita de muchísimo carácter y fuerza de voluntad para, de un día para otro, tener sobre tus hombros la responsabilidad del futuro de la humanidad, y Sarah Connor no sólo asumió toda esa responsabilidad, sino que también decidió prepararse para la batalla final y convertirse en una guerrera.

Por si esto fuera poco, lo hizo todo sola, sin ayuda de nadie; nos referimos a que debe ser bastante difícil conseguir colarse a un grupo de guerrilleros para aprender de ellos sin sumarse a su causa y Sarah Connor lo logró.

Determinación

Quizá uno de los aspectos más formidables sea su dedicación y este punto está totalmente relacionado con el anterior, su determinación para conseguir que su causa tenga éxito viene de la mano con su carácter, lo que le permite conseguir sus objetivos.

Sarah está determinada en evitar la rebelión de las máquinas y no importa cuánto tiempo le lleve, el costo o los medios que deba emplear, ella hará todo lo posible para lograrlo.

Transformación real

Si bien ya lo hemos mencionado anteriormente, la transformación de Sarah de ser una chica normal a ser una experta en guerrilla y armas es increíble. Su transformación cuando vimos Terminator 2 por primera vez, dejó a todos impresionados, pero al mismo tiempo, es completamente lógica, no se ve como un elemento desconectado de la narrativa del film, y eso es sencillamente magnífico.

El personaje más importante de Terminator

Por más que a simple vista podemos pensar que John Connor es el personaje más importante de Terminator, en realidad Sarah es la persona más importante de la saga. Ella es el génesis de todo y sobre quien gira toda la paradoja temporal, para dejar a John Connor en un igualmente merecido segundo puesto.

Destino oculto

La séptima película de la franquicia creada por James Cameron, una vez más llegó a manos de Tim Miller, reconocido por su trabajo en Deadpool y quien también ha incluido al icónico Arnold Schwarzenegger para esta entrega de inicios de noviembre.

“Fue un trabajo bastante fuerte, muy rudo en todos los aspectos, tanto físicos, mental y emocionalmente”, dijo Hamilton, quien resaltó el valor de su personaje. “Es la misma mujer, pero con muchos cambios a base de sus circunstancias y además, es una mujer de 62 años que resalta su valor, tal vez a la gente le interese una mujer así, pero es a través de su historia que se transforma, las experiencias la han forjado, creamos una historia con relaciones reales, aún no veo la película final, pero espero que se logre ese mensaje que queríamos dar, mostrar a una mujer real”.

La vida de Linda Hamilton

Nació el 26 de septiembre de 1957 en Salisbury, Maryland, Estados Unidos. Hija de Carroll Stanford Hamilton, médico que murió cuando ella tenía cinco años; su madre más tarde se casó con un jefe de policía. Linda tiene una hermana gemela idéntica, Leslie Hamilton Gearren, así como una hermana mayor y un hermano menor.

Asistió a la Wicomico Junior High y a la Wicomico High School, junto a su hermana gemela. Estudió durante dos años en la Universidad de Washington en Chestertown, Maryland, antes de cursar estudios de actuación en la ciudad de Nueva York.

Se hizo popular a partir de su papel en Terminator, aunque debutó en la interpretación cuando era una niña, trabajando en producciones teatrales de carácter local organizadas en su estado natal.

Tras su aparición en la serie de televisión Search for Tomorrow, decidió trasladarse a Hollywood para continuar con su carrera. El éxito de su película con James Cameron la estableció como una de las estrellas del género fantástico facilitando su elección como protagonista en la serie de televisión La bella y la bestia.

Su primer matrimonio, de 1982 a 1989, fue con Bruce Abbott, quien la abandonó cuando ella estaba embarazada de su hijo Dalton.

En 1991, se fue a vivir con James Cameron después de que éste se divorciara de Kathryn Bigelow. Tuvieron una hija, Josephine, nacida en 1993. Se casaron en 1997, pero el matrimonio fue de corta duración, terminó en un acuerdo de divorcio de 50 millones de dólares en 1999.

A pesar de declararse demócrata, Linda votó por el candidato republicano Arnold Schwarzenegger, su coestrella de Terminator, en la elección gubernativa 2003 de California.

En una entrevista en octubre de 2005 en el programa Larry King Live, dijo a la audiencia que sufre de trastorno bipolar.

Leave a comment