La moda, con todos sus hermosos colores, texturas, tipos de telas y accesorios, también tiene su lado agridulce, acompáñame a darle un vistazo.

Mucho se ha hablado de las modelos extremadamente delgadas y los estándares de belleza internacionales que indiscutiblemente influyen en la población, principalmente la femenina y sobre todo en las mujeres más jóvenes como niñas y adolescentes cuya personalidad se encuentra en formación, al igual que su autoestima.

En algunos países como Francia, Bélgica y España han decidido pronunciar leyes para prohibir modelos con extrema delgadez en los desfiles de moda, pero en la mayoría de los países estos sigue sucediendo sin que se haga nada al respecto. Además, lo que vemos en las fotos se ha modificado por computadora para que las modelos se vean “aún más perfectas”, sin pecas, sin acné, sin celulitis, sin estrías, cosas que son completamente normales en la mayoría de las razas, también los maravillosos trucos de maquillaje que corrigen adecuadamente la mayoría de las imperfecciones del rostro, el hecho de buscar ciertos ángulos, juegos de luces y sombras, todo esto contribuye a desvirtuar la realidad y a proveernos de expectativas irreales y de metas imposibles de cumplir.

De algún modo, las modelos “Plus size” o de tallas extras que se han estado haciendo cada vez más presentes en las pasarelas, en los diseñadores y en las colecciones anuales, han amortiguado un poco esta situación, incluso algunas campañas de compañías de belleza que abogan por la auto-aceptación, pero la realidad es que a la fecha, no se toman como modelo a seguir.

En las nuevas generaciones con la facilidad de acceder a la información y el uso indiscriminado de las redes sociales se ha aumentado la presencia de trastornos alimenticios. En México, según las cifras oficiales, se presentan alrededor de 20 mil nuevos casos al año de bulimia y anorexia, siendo principalmente el inicio de estos en las adolescentes entre 14 y 17 años y aunque son los menos, se reportan 100 casos de muerte al año por estas causas.

Por todo esto es importante hacer la difusión de este tipo de situaciones en las poblaciones de riesgo, ya que los métodos que están a su alcance como provocarse el vómito, los laxantes, las pastillas milagrosas o incluso las anfetaminas o el mismo hecho de dejar de comer, pueden poner en riesgo su vida, ya que estar extremadamente delgados no es un sinónimo de salud ni de bienestar y no piensan en eso, sino solo en su apariencia física.

Por: Dra. Gema Lucero Sánchez

Gutierrez de Lara

dralucero0@hotmail.com

Médico Especialista en Psiquiatría

Fundadora de Centro de

Rehabilitación e Inclusión Infantil

Teletón Tamaulipas

Sierra de Venados 348,

Mazatlán, Sinaloa.

Tel: (669) 1-12-18-69

Celular: (669) 2-65-20-33

Leave a comment