Por Shanney Gastélum

Cuando admiras una de las obras de Jorge Montalvo puedes ver en la exactitud de sus trazos dos cosas: la cantidad de horas invertidas en la perfección de su técnica, y una profunda pasión por la cultura ecuestre, que dicho en sus palabras es algo que lleva en la sangre.

Originario de Quito, Ecuador, ha sido reconocido mundialmente por su obra con más de treinta años de trayectoria. Hace unos días tuvimos la oportunidad de entrevistarlo durante la Segunda Copa Ecuestre del Pacífico 2018, donde expuso parte de sus obras.

Platícanos un poco, ¿dónde nace el amor por los caballos que reflejas en tu arte?

“Viene de mis padres, desde muy temprana edad aprendí a montar en la hacienda de mi familia, después aprendí equitación, -la disciplina del salto. Competí por muchos años a nivel local e internacional, fue ahí donde nació mi pasión, como un niño enamorado de los caballos.”

¿Cuándo empezaste a pintar?

“Realmente no tengo una fecha en que comencé a hacerlo, mis padres dicen que toda la vida me vieron con lápices y cuadernos pintando caballos”.

¿Cómo fue que lograste perfeccionar tu técnica?

“Soy autodidacta, tengo estudios en diseño arquitectónico y diseño publicitario, más no estudie bellas artes, sin embargo, he estudiado la anatomía del caballo por muchos años. Intento ser hiperrealista en la técnica que utilizo para la pintura, que es la técnica más compleja; la acuarela, que no permite margen de error, muy contraria a otras técnicas.”

También eres escultor, ¿cómo pasaste de la pintura a la escultura?

“Tengo muchos años modelando, pero profesionalmente inicié en el año 2000, mientras que la pintura la vengo haciendo desde el año 86. Siempre modelé y estuve estudiando para poder trabajar en la tercera dimensión con más conocimiento de la anatomía del caballo, para ello, hay que estudiar como plasmar cada parte, no sólo del caballo, sino además del arte ecuestre, cada silla o freno debe ser modelado con precisión.”

¿En donde has presentado tu obra?

“He tenido exposiciones en más de 32 países, tuve el honor de pintar 35 cuadros para los reyes de España, así como algunas piezas para la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, la cual es la institución más importante en el mundo del caballo español. También he trabajado para muchos ganaderos expertos en caballos de todas razas, los más grandes del mundo. Es muy bonito que gente que entiende tu pasión, y los años que te has dedicado a esto, reconozca tu trabajo, lo cual es muy gratificante. Además, el arte me ha permitido disfrutar de mi familia, mis dos hijos y mi esposa, quienes han podido acompañarme en muchas de mis exposiciones a lo largo del mundo.”

¿Qué planes hay para el futuro?

“Estoy trabajando en una nueva colección, la cual estaré presentando en un tiempo más. Como artista este nuevo proyecto, me permitirá perfeccionar los detalles de mi técnica. También, estoy creando una recopilación completa de toda mi obra, anteriormente en mis libros “Arte Equino” y “Pura Raza Española” he juntado parte de mi ella, pero en esta ocasión busco crear una antología completa, con la idea de poder llegar a más personas, y además, puedan conocer un poco de mi pensamiento y lo que plasmo en mis creaciones.”

Leave a comment