Es lógico querer que todos sin excepción alguna disfruten al cien por ciento de la boda y en muchas familias pueden existir personas que tengan alguna discapacidad o movilidad reducida, por lo que para ellos podría ser más difícil disfrutar este día tan especial. Existen algunas medidas que podrían tomar en cuenta para hacer una boda más accesible para ellos.

Además de que es una manera de incluirlos, harán sentir especial a estas personas por ser tomadas en cuenta, así que te mencionamos algunos detalles para llevar a cabo.

Algunas medidas básicas hacen que las personas con discapacidad tengan prioridad al entrar a los recintos, además, se les debe reservar un lugar privilegiado, con fácil acceso y sin obstáculos en el suelo o el mobiliario.

Traten de que el ingreso al lugar sea lo más directo posible y que si irán en sillas de ruedas o algún aparato de asistencia, su ubicación no bloquee el paso de otras personas para que no sientan que estorban.

Por el hecho de que algunos de ellos se encontrarán en sillas de ruedas, apártales un lugar con buena visibilidad para que no se pierdan los detalles de la ceremonia. Si para ellos no es fácil pararse o moverse, es importante que desde donde estén puedan verlos y escucharlos bien.

Dentro de la recepción pueden revisar que el lugar que les sea asignados no esté lejos de los accesos y del baño para atender fácilmente sus necesidades básicas.

Tal vez la enfermedad y los años hicieron estragos en tus abuelitos o algún otro familiar y tengan que usar andadera, bastón o silla de ruedas para moverse, entonces piensa especialmente en el recinto a elegir si cuenta con accesos con rampa y/o elevador y si no es posible nada de esto, se puede buscar alguna alternativa como instalar rampas de madera o tener personas que ayuden en la maniobra de movilidad de estos invitados especiales.

Leave a comment