Esta temporada otoño-invierno es perfecta para esquiar en la nieve, y aprovechando que las vacaciones se acercan le damos los mejores destinos para disfrutar de este deporte.

El esquí es una técnica que se ha venido perfeccionando y practicando desde tiempos inmemoriales (pruebas arqueológicas han hallado evidencias de esquís que datan del año 2500 a.C.), pero no fue hasta comienzos del siglo XX cuando este deporte se comenzó a popularizar a gran escala.

Zermatt, Suiza

En Suiza, situada en medio del Cervino (la montaña más fotografiada del mundo), se encuentra una estación bastante pintoresca y en sincronía con la naturaleza llamada Zermatt, la cual es una estación especial ya que no se puede circular en auto convencional, en cambio la gente circula peatonalmente, en carruajes y autos eléctricos, es un sitio preferido por aquellos que buscan tranquilidad, elegancia y estilo. Zermatt tiene la segunda caída vertical más grande del mundo y recibe grandes nevadas por su gran altura. La temporada de esquí dura el año entero gracias a que se encuentra en pleno glaciar. Tiene acceso tanto por Suiza como por Italia, proporciona diferentes opciones de esquí que van desde un nivel más fácil hasta poder hacerse unos giros extremos fuera de pista.

Val d’Isère, Francia

En Francia se encuentran dos de las estaciones de esquí más exclusivas del mundo Val d’Isère, ubicada en los Alpes franceses, ofrece una de las mejores carreras, como la intimidante Cara de Bellevarde. Además de kilómetros y kilómetros de laderas bien preparadas; la calidad del elevador que accede a la zona fuera de pista es gloriosa. Esta aldea tiene bares con buen ambiente y música en directo, boutiques y animadas fiestas nocturnas. El Dick’s Tea Bar es el bar más famoso de Val d’Isère, abierto desde el año 1979, se ha convertido en todo un establecimiento famoso. En el verano de 2011 decidieron darle un cambio rediseñando todo el local.

Chamonix-Mont-Blanc, Francia

Y la estación Chamonix-Mont-Blanc, también en los Alpes franceses, cuenta con inolvidables paisajes desde cualquier parte de la ciudad. Es uno de los destinos de esquí más famosos del mundo, siendo el anfitrión de los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en 1924. Chamonix-Mont-Blanc es la punta más alta de los Alpes y la segunda más alta de Europa (tiene una elevación de 15,771 pies). Tiene caídas de 9,209 pies y cuenta con una de las pistas más largas del mundo para esquí de 13.7 millas llamada Vallé Blanche.

Kitzbühel, Austria

Kitzbühel es considerada la perla de los Alpes es el resort más famoso para pasar las vacaciones en el Tirol Austriaco. Esta villa tiene 700 años de antigüedad y brinda a sus visitantes la magia de un pueblo alpino. El esquí se inició aquí desde 1892. La aldea tiene una de las estaciones de esquí con mejor reputación en el país. A 80 kilómetros de Salzburgo y 120 kilómetros de Múnich, «Kitz», como le dicen, se encuentra entre las montañas de Hahnenkamm y Kitzbüheler Horn y en sus instalaciones se lleva a cabo una de las carreras de esquí de descenso más legendarias del mundo: «el descenso de Kitzbühel», una de las competiciones incluidas en la Copa del Mundo de esquí alpino.

Whistle, Canadá

En el continente más grande del mundo encontramos en Canadá a Whistler. Durante el invierno, cada año muchos visitan Canadá para vivir la mejor experiencia de esquí y snowboard. Con más de 8,100 hectáreas de terreno y la caída vertical más grande en Norteamérica, estas montañas son calificadas como el mejor destino de esquí y snowboard. Whistler es un pintoresco pueblo que cuenta con alrededor de 300 tiendas, bares, cafés  y ofrece una variedad de cocina internacional en los más de cien restaurantes que existen en el área. Esta aldea ha sido elegida por expertos como el mejor resort de esquí en Norteamérica y como el destino internacional preferido por extranjeros. Se encuentra a dos horas de Vancouver y fue la estación fue anfitriona de las Olimpiadas de Invierno de 2010.

Cortina d’Ampezzo, Italia

En Italia, Cortina d’Ampezzo es la perfecta definición de glamour en las montañas Dolomitas. Esta ciudad, ubicada en los Alpes orientales, fue anfitriona de los Juegos Olímpicos en 1956. Además de ser un excelente y sofisticado destino de esquí y otras actividades de nieve, Cortina es una de las ciudades con más estilo en Italia, para muchos esquiadores es la más bella del mundo.

Niseko, Japón

En el continente asiático, en el hermoso país de Japón, se encuentra Niseko situado en la isla de Hokkaido, ideal para los que les gusta tener grandes espacios para esquiar, disfrutar de aguas termales y el sushi. Una experiencia que no te querrás perder es la luz rosada del atardecer en uno de los últimos descensos del día, que se hace corto.

Aspen, Colorado, Estados Unidos

Un lugar emblemático de este deporte es Aspen en Colorado, en el Parque Nacional White River de las Montañas Rocosas. Tiene cuatro montañas consideradas entre las mejores del continente: Aspen Mountain, Aspen Highlands, Snowmass y Buttermilk. Ha sido uno de los destinos favoritos para esquiar en Estados Unidos, y ha sido frecuentado históricamente por celebridades de Hollywood, músicos y hombres de negocios. La ciudad cuenta con prestigiosas tiendas, restaurantes y lugares de entretenimiento, que ha logrado mantener la influencia cultural y tradición de Colorado por más de 50 años. Desde la época de la Segunda Guerra Mundial, es, sin duda, la cuna del esquí en Norteamérica. Poco más de 300 km separan la estación de la ciudad de Denver, pero bien merece la pena llegar a este pequeño pueblo de las Montañas Rocosas, que además cuenta con una importante agenda cultural.

Aspen, recientemente celebró los X Games 2015.

Canterbury, Christchurch, Nueva Zelanda

Nueva Zelanda tiene ese aire virgen que muchos expertos buscan pues sus pistas casi vacías hacen que esquiar en sus riveras sea más tranquilo y da una sensación de exclusividad a solo 90 minutos de Christchurch. La estación en el monte Hutt es un gigante entre gigantes que cuenta con la temporada de esquí más larga de Nueva Zelanda. El cercano Porters es un paraíso para novatos y experimentados, donde después de explorar las pistas la ciudad cuenta con un sinnúmero de actividades al aire libre y la relajación. O bien, en Methven, una ciudad para los amantes de los deportes de invierno que buscan conquistar el cercano monte Hutt.

Narvikfjellet, Noruega

En Noruega, cerca del Polo Norte se encuentra Narvikfjellet, este mágico pueblo de invierno el termómetro puede bajar hasta los 15 grados bajo cero y de mayo a julio puedes disfrutar del sol de medianoche. Está en el centro de la ciudad y es un destino para esquiadores que no buscan el típico lugar de moda. Son las pistas más verticales de Noruega, con un desnivel de 900 metros. Se tiene que subir en el funicular Fjellheisen, que da las vistas más espectaculares. El hecho de estar en el Círculo Polar Ártico da la opción única de poder vislumbrar la aurora boreal. En ese estado espiritual, la naturaleza escandinava brinda todas las posibilidades para disfrutarla. En noviembre, una gran cantidad de orcas se reúne en el fiordo para alimentarse de los arenques.

Leave a comment