El coronavirus está obligando a las organizaciones a implementar el trabajo desde casa. Para muchas personas será la primera vez que experimenten el home office, así que no saben bien por dónde empezar o qué hacer.

El trabajo remoto no es nuevo. Sin embargo, hasta ahora no había sido necesario ponerlo en práctica de manera masiva. La llegada de un nuevo tipo de coronavirus, que origina la enfermedad Covid-19, ha puesto a medio mundo en cuarentena, por lo que millones de personas deberán laborar desde casa.

Si bien hay muchas ventajas de trabajar desde casa, como una mayor productividad (un estudio encontró un aumento del 13 por ciento en el rendimiento de los empleados a distancia), estar en casa puede resultar en menos actividad física y más tiempo en el sofá. ¿Entonces qué puedes hacer para mantener un estilo de vida saludable mientras trabajas remotamente? Estos cinco consejos te ayudarán a mantener el equilibrio perfecto.

5 maneras de mantenerte saludable cuando trabajas desde casa

Configura recordatorios para moverte. Una simple manera mantenerse en actividad es configurar alarmas para moverte. Cada que tu recordatorio se encienda, desafíate a ti mismo a caminar en la cocina o tomar un vaso de agua fría.

Ponte ropa. Trabajar en pijamas suena genial, pero te podría prevenir en hacer alguna actividad extra. Vístete en cuanto te despiertes y eso le ayudará a tu mente a ajustarse de modo sueño a una mentalidad de trabajo.

Come en algún otro lugar. Así como las camas están hechas para dormir, nuestros escritorios están hechos para trabajar, no para comer. Mejor, considera comer tu comida en tu patio o en alguna otra zona de tu casa, abre la ventana para que obtengas aire fresco.

Programa descansos de trabajo. Puede ser tentador quedarte pegado a tu computadora para mostrarle a tus compañeros que estás en línea, pero no tengas miedo de tomarte descansos. Considera organizar tu día de trabajo para que saques las tareas más importantes primero. O intenta la Técnica Pomodoro, una táctica de manejo de tiempo que divide el trabajo en intervalos de 25 minutos. Durante tu descanso, lleva a tu mascota a dar una vuelta aunque sea al patio o la banqueta (si es que tienes perro y necesita salir, de lo contrario, enséñale una nueva rutina donde pueda hacer sus necesidades), así también te mantienes en movimiento y relajas tu atención. Extra: tomar descansos de tu pantalla de la computadora puede incluso aumentar tu productividad.

Cierra la computadora. Cuando trabajas remotamente, se puede sentir muy fácil el ignorar la separación entre tiempo personal y profesional, resultando en días de trabajo extralargos. Recuerda, que tu “Home Office” también es tu espacio personal, un espacio para relajación y una pausa de el mundo externo. Es importante que mantengas una buena vida balanceada entre vida y trabajo, así que sepárate de tu computadora después de unas sólidas ocho horas al día.

 

 

Leave a comment