Cuando en octubre del año pasado se supo que Netflix comenzaría a trabajar en un ‘reboot’ del clásico cuento infantil Pinocho, lo más sorprendente fue saber que la nueva versión estaría a cargo de nada más ni nada menos que el maestro de las pesadillas, Guillermo del Toro.

Aunque la versión de Disney tenía un tema claro de empoderamiento personal, con las cuerdas de Pinocho constantemente tiradas por personalidades más fuertes, Del Toro parece ansioso por ampliar la metáfora del “títere”.

Hablando con Variety, Del Toro dijo: “Para mí, Pinocho, es muy parecido a Frankenstein, es un lienzo en blanco en el que aprender la curva de lo que es el mundo y lo que es ser humano es muy atractivo para hacer como una historia … Creo que [versiones anteriores de] la historia, son muy represivas. Es esencialmente una fábula muy brutal sobre lo que es la desobediencia al pecado. Y creo que la desobediencia es el comienzo de la voluntad y el comienzo de la elección … Creo que hay algo muy atractivo en ver la desobediencia como una virtud, o como el comienzo de una virtud”.

a determinación de Del Toro de reelaborar un clásico querido es refrescante, teniendo en cuenta que el reciente exceso de reboots y remakes tiende a quedarse demasiado apegado de su material de origen, en lugar de desafiar al público con una nueva versión de una vieja historia.

Leave a comment