Ser práctica está de moda. Vestir sin complicaciones es la clave para hacernos sentir más seguros de nosotros mismos y demostrar la imagen que quieres proyectar a los demás, así como vivir el estilo de vida que escoges. Es totalmente válido dejarse llevar por los sentimientos y emociones, quienes también influyen al momento de escoger un look de oficina apropiado, es por ello que te daré unos tips clave y ciertas opciones que debes considerar para vestir como toda una Girl Boss en acción.

Olvidémonos de los estereotipos, este 2018 el dress code de oficina representa a una mujer determinada, independiente, audaz, auténtica y segura de sí misma. Te comento, no hay necesidad de gastar los miles o ganar mucho dinero para llevar un look de oficina espectacular, sólo basta con atreverse a combinar prendas, sacar lo mejor de ti y vestir de una forma libre y divertida hasta llegar a convertirte en una autentica Girl Boss.

Este punto es muy importante y a la vez favorable. Si tu propósito de este año es ser más organizada, empieza por crear tu look una noche antes, dile adiós al estrés de las mañanas, ahorra tiempo ¡y comienza con el pie derecho!

Primeramente, debes saber que sentirte bien contigo misma es lo que le da armonía a tus prendas y así poder crear un estilo único al que perteneces. Esto puede ser una mezcla de estilos tales como, clásico, natural, dramático, sport, femenino, creativo, sexy o elegante. Cualquiera que sea el estilo y refleje tu personalidad es cuando finalmente dirás ¡esta soy yo!

Sin duda, hay prendas que por siempre serán prohibidas para las largas jornadas de trabajo, una mujer segura de sí misma no muestra más de lo que debe, vestir apropiadamente es una herramienta muy poderosa para crear una buena imagen y obtener el respeto que mereces.

El estilo laboral debe ser simplemente clásico y fresco, vestir cómodamente te ayudará a enfrentarte a las largas horas de trabajo, todo el día en reuniones, revisar e-mails, ir a eventos, citas con clientes, etc.

Es tiempo de experimentar, combinar, mezclar, ser poco más creativa y tomar el riesgo de crear looks con prendas básicas que se muestre inesperado ¡pero chic! Eso sí, el profesionalismo debe ser tu prioridad ante todo y puedes encontrar un balance en ello.

Mantente cerca de los colores que inspiran confianza, armonía, liderazgo, respeto o profesionalismo tales como, azul marino, negro, blanco. Eso sí, ¡no te olvides de añadir un toque de color a tu look!

Los accesorios son parte de la feminidad de una mujer, le dan un toque de personalidad y unicidad a la mujer. Sin exagerar, un accesorio con un toque clásico es un must para llevarlo a la oficina.

Steph Tip:

Rota tus prendas y espera por lo menos 7 días para volver a usarlas ¡y tratar diferentes looks!

Por: Steph Díaz Hansm

Blogger de Moda y Estilo

IG: @Steph.modaofficial

Hello@stephcollection.com

Leave a comment