Una fundación ambiental, respaldada por el actor estadounidense Leonardo DiCaprio, formó un fondo de emergencia para los bosques amazónicos con un compromiso inicial de cinco millones de dólares a fin de enfocar recursos críticos en protecciones clave necesarias para mantener los “pulmones del planeta”.

“Estos fondos se distribuirán directamente a los socios locales y las comunidades indígenas que protegen la Amazonia, la increíble diversidad de vida silvestre que vive allí y la salud del planeta en general” refirió.

“Estamos orgullosos de apoyar a las organizaciones en la lucha contra los incendios, la protección de las tierras indígenas, y proporcionar alivio a las comunidades afectadas”, informó el sitio web de la fundación Earth Alliance, quien creó el Amazon Forest Fund, donde solicita donaciones.

Luego de 20 años con la fundación que lleva su nombre, Leonardo DiCaprio anunció en julio pasado su unión con las acciones que realiza a favor del medio ambiente y la conservación marina de Earth Alliance, organización creada para combatir el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

DiCaprio y los millonarios y filántropos Laurene Powell Jobs (viuda del fundador de Apple, Steve Jobs) y Brian Sheth crearon Earth Alliance, que ofrece subvenciones y oportunidades educativas, además de trabajar con asociaciones e individuos en los lugares más afectados por la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

Desde su creación en 1998, la fundación Leonardo Dicaprio ha otorgado más de 100 millones de dólares en subvenciones a proyectos en todo el mundo.

Por su parte, Earth Alliance, trabaja con organizaciones y personas en los lugares más afectados por la pérdida de biodiversidad, financia campañas a gran escala, documentales, informes ambientales independientes de terceros y oportunidades para hablar en público, a fin de inspirar y movilizar al mundo, sobre todo que se preocupe por el futuro del planeta.

Earth Alliance puntualizó este domingo que “la selva amazónica está en llamas, con más de nueve mil incendios forestales que abrasan paisajes delicados e irremplazables en todo Brasil”.

El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha informado de más de 72 mil incendios. “Este es un aumento significativo de los 40 mil incendios en Brasil registrados el año pasado”, anotó.

Consideró que es “un aumento sin precedentes en la deforestación, que conduce a una región general más seca. Esto significa menos lluvia y pastizales secos que, una vez que comienzan a arder, provocan incendios que son casi imposibles de controlar”.

Dijo que “las operaciones ganaderas a gran escala y los cultivos alimentarios, en gran parte ilegales, junto con algunos impactos de la tala, son los principales impulsores de esta deforestación”.

“La destrucción de la selva amazónica está liberando rápidamente dióxido de carbono a la atmósfera, destruyendo un ecosistema que absorbe millones de toneladas de emisiones de carbono cada año y es una de las mejores defensas del planeta contra la crisis climática”, aseveró.

Agregó que “las tierras de los pueblos indígenas cubren aproximadamente 110 millones de hectáreas de la Amazonia brasileña, lo que hace que la región sea crítica no solo para la conservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático, sino también para la supervivencia cultural, la autodeterminación y el bienestar de los pueblos indígenas”.

Brasil alberga el 60 por ciento de la selva amazónica, que es un regulador clave para los sistemas vivos del planeta y también para la tasa de lluvia del país. Sus árboles absorben alrededor de dos mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año y liberan el 20 por ciento del oxígeno del planeta.

El territorio amazónico incluye parte de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guyana Francesa, en un área de 7.8 millones de kilómetros cuadrados, en el corazón de Sudamérica. Los bosques amazónicos cubren unos 5.3 millones de kilómetros cuadrados, 40 por ciento de la superficie mundial de bosques tropicales.

DiCaprio, quien se ha convertido en uno de los activistas a favor del medio ambiente más importantes de Hollywood, criticó hace unos días la poca cobertura que ha tenido en los medios de comunicación el incendio en el Amazonas.

“Es aterrador pensar que el Amazonas es la selva tropical más grande del planeta, ya que crea 20 por ciento del oxígeno de la Tierra, básicamente los pulmones del mundo, ha estado ardiendo y ardiendo durante los últimos 16 días consecutivos, ¡literalmente sin cobertura de los medios de comunicación en absoluto! ¿Por qué?”, señaló en sus redes sociales.

“La selva tropical más grande del mundo es una pieza crítica de la solución climática global. Sin el Amazonas, no podemos controlar el calentamiento de la Tierra”. En ese sentido, hizo hincapié en que el Amazonas necesita más que oraciones.

Leave a comment