Felipe Silva, originario de la ciudad de Tijuana, en Baja California Norte, desde hace 21 años inició su carrera como empresario artístico, un trabajo que le ha dado muchas satisfacciones y la oportunidad de poder ayudar a los demás.

Siendo muy joven, a los 14 años, uno de los primeros trabajos que realizó en la ciudad fronteriza fue el de lavaplatos en un famoso restaurante de pizzas llamado Ups, en donde todos los días reunía los pedazos de pizza que sobraban para generar algo de dinero extra.

“Yo le preguntaba a mi hermano (que también trabajaba ahí) si me podía llevar la pizza intacta que dejaban los clientes y cuando llegaba a casa calentaba en una sartén esas rebanadas envueltas en papel aluminio y ponía un letrero afuera: Pizzas $5 y $8 pesos; con esto sacaba un dinerito para ayudar a mi mamá”, nos confía Silva.

Este trabajo, con el pasar de los años, fue uno de los que le dio la formación e inspiración para crear su propio proyecto de un restaurante donde los pequeños pudieran disfrutar de deliciosa comida, pero al mismo tiempo divertirse.

Al recordar esa época es precisamente cuando le viene la idea de abrir Upps Planeta, “Donde comen las princesas y los superhéroes”, gracias a su hijo menor Maximiliano, quien fue una gran inspiración para que el empresario desarrollara este proyecto como un espacio para que los niños y niñas tengan una excelente opción de comida saludable y diversión.

Al contar con este restaurante y gracias a su visión de ayudar a los que menos tienen es que surgió la idea de ofrecer alimento a niños de bajos recursos, así que todos los martes se sirven 120 comidas para niños en Upps Planeta.

“Lo hago de corazón porque hay muchos niños de escasos recursos que no tienen la oportunidad de conocer ese tipo de restaurantes y de pagar una comida o irse a divertir a un lugar así. Lo he implementado para que sea todos los martes”.

Para el empresario es muy importante que estos apoyos se mantengan funcionando, siendo una de sus principales preocupaciones la situación actual en la que viven muchos niños en nuestro país, por lo que desea establecer que esta ayuda continúe aún cuando él ya no esté vivo, que permanezca como legado para los pequeños.

“Quisiera poner en mi testamento, dejar escrito que, aún muerto, todos los martes me atiendan a los niños en el restaurante, que no les cobren nada, porque son niños que necesitan y yo creo que Dios nos multiplica la ayuda que damos a los demás. Nada me cuesta a mi darle algo a Mazatlán, darle algo a los niños que no tienen la oportunidad de convivir o de ir a este restaurante”.

Sus inicios

Todo esto se ha podido lograr fruto del trabajo que realiza como empresario artístico, el cual nos comenta inició por cosas del destino, ya que fue en Tijuana cuando el trabajaba como empleado de mantenimiento en una reconocida discoteca que se llamaba Oh! Laser Club, ahí conoció a un grupo que se llamaba Sombrero Verde y que se acercaron a él para buscar una oportunidad con el gerente de aquel lugar y lograr poder presentarse, sin imaginar que ese mismo grupo evolucionaría para convertirse en la famosa banda de rock Maná.

“Ellos llegaron con la intención de querer tocar en la discoteca, entonces yo, conociendo a los dueños y gerentes de ahí, les conseguí una entrevista para que tocara el grupo. Me acuerdo de que la canción que ellos traían era Rayando el Sol, pero no era Maná, eran Sombrero Verde en ese tiempo”.

Es ahí donde nace su inquietud y descubre que esto es algo a lo que se pudiera dedicar y empieza a ver el mundo del entretenimiento como una forma de trabajar y ganar dinero, teniendo este primer acercamiento con un grupo artístico con el que trabajó y logró forjar una buena amistad.

“Don Luis era el gerente de la discoteca en ese momento, yo muy inquieto tratando de animarlo y diciendo que eran mis amigos los que querían tocar; yo siempre decía ‘son mis amigos’, sin conocer al grupo, inicié con ellos pegando publicidad, repartiendo volantes y de ahí me nació querer hacer eventos, conciertos”.

Así fue como inició el camino de empresario artístico, donde recuerda que el primer grupo que llevó a presentarse a Tijuana fue la banda argentina The Sacados, que era muy famosa en los años 90.

“El primer evento que yo hice fue un grupo que se llama The Sacados, un grupo argentino, me dieron la oportunidad de presentarlos ahí mismo en la discoteca donde trabajaba. Conseguí dinero con algunos amigos, lo junté con dinero que yo tenía y me aventuré a hacer ese evento”.

Así empezó a hacerse de experiencia, conociendo cada vez más sobre el negocio y teniendo una gran variedad de artistas que ha llevado a hacer sus espectáculos, al inicio solo en la ciudad fronteriza. Sin embargo, hace cuatro años el empresario se mudó a Mazatlán, una ciudad que considera es una gran plaza para los espectáculos de entretenimiento.

Reconocimiento

Para Felipe Silva, Mazatlán es una ciudad hermosa que le ha brindado grandes satisfacciones y que ha sido generosa con él, ya que este año en la ciudad se celebraron los Premios de la Radio, un reconocimiento que brindan distintas estaciones que realizan un consenso para reconocer lo más destacado del año, en el cual fue galardonado como Empresario Artístico del año 2019, premio que recibió como mucha alegría.

“Lo obtuve el 9 de diciembre y me sentí muy contento porque considero que sí he hecho muchas cosas buenas para Mazatlán. Creo que Mazatlán es un puerto que da para traer eventos de gran calidad, y también quiero aprovechar para agradecer a las autoridades municipales actuales que se han portado muy bien, y nos han otorgado los permisos y las facilidades para llevar a cabo los eventos de la mejor manera”.

Proyectos

Es una extensa lista de artistas que como empresario Felipe Silva ha podido llevar a distintas ciudades. En sus inicios, cantantes como Charlie Massó (ex menudo), Flans, Magneto, Mercurio, Kairo, Muñecos de Papel (el grupo de la telenovela Alcanzar una Estrella II, con integrantes como Sasha Sokol, Bibi Gaytán, Erik Rubin, Ricky Martin, Pedro Fernández y Angélica Rivera). Al pasar de los años se fueron sumando más artistas, Emmanuel, Mijares, Pandora, OV7, Kabah, Benny Ibarra, Lupita D’Alessio, Ricardo Arjona, Chayanne, Yuri, Vicente Fernández, Paquita la del Barrio, Pancho Barraza, entre muchos otros.

“Traje a Gloria Trevi, Ricardo Montaner, Sin Bandera, Yuridia, Ha-Ash, Bronco, Los Yonic’s, Marisela, Sebastián Yatra, Amanda Miguel y Diego Verdaguer, también algunos eventos de lucha libre”, abunda.

Con su espíritu de liderazgo y con una visión a futuro, para el año 2020 vienen distintos proyectos y artistas de gran calidad como lo es el primer evento del año que será el espectáculo de Alejandro Fernández, para posteriormente traer a Marco Antonio Solís “El Buki” y detalló que también están en pláticas con Maná para traerlos en junio.

 

“No es complicado, es sólo tratar de ver y negociar la fecha, lugar y cómo hacer el espectáculo ya que traen una producción muy grande”.

La meta más grande para el año 2020 es traer al reguetonero Bad Bunny, un artista en tendencia que logró llevar a la ciudad de Tijuana y ahora el propósito es agendarlo para la ciudad de Mazatlán.

Asimismo, quiere continuar con la faceta de empresario en el ramo de la gastronomía, donde ya tiene inaugurado el primer restaurante Upps Planeta, en La Gran Plaza.

“El restaurante tiene un área de juegos, un cinema, spa, ambiente muy agradable, la comida se hace al momento, nada es precocinado, ni comprado, todo se hace ahí. Voy a abrir, primero Dios, el segundo restaurante en Galerías Mazatlán a finales de enero, la idea es abrir otros dos restaurantes en Culiacán y uno más en Los Mochis, es decir, tener cinco restaurantes para iniciar”.

El empresario detalló que en Culiacán está interesado en desarrollar este concepto en la zona de Tres Ríos y posiblemente esto se haga realidad para el mes de abril.

“El concepto del restaurante fue pensado en mis hijos, lo hago con amor y cariño hacia ellos, transmitiéndoles a los demás niños esa oportunidad de no nada más ir a jugar sino también a disfrutar muy buenos alimentos, simplemente donde las princesas y los superhéroes comen y ser divierten”.

Filosofía de vida

Actualmente, enfocado en sus cuatro hijos (Alldy Bharuch Silva, Felipe Silva Jr., Ximena Aylin Silva y Maximiliano Silva), siendo ellos el motor de vida para salir adelante en todos sus proyectos, Felipe Silva nos habla de las posibilidades que nos brinda la vida teniendo la visión para hacer las cosas.

“Lo más importante es la actitud con la que enfrentas la vida, la felicidad que expresas hacia los demás; la energía positiva permite que todo surja”, señala. “En este momento estoy bien, en paz conmigo mismo, en una nueva etapa, en una oportunidad de vida porque estoy vivo, porque tengo muchas ganas de vivir y muchas ganas de hacer cosas por la gente que necesita. No hay que ser egoístas en este mundo, hay que dar, poquito o mucho, pero hay que dar y uno se va a sentir muy contento y más feliz por dentro, la felicidad lo tiene todo”.

Aunque teniendo un gran éxito financiero, para un líder como Felipe Silva lo económico pasa a segundo término, considera que lo más importante en la vida de cualquier ser humano es la felicidad, el cariño, el respeto, la educación y, sobre todo, el amor a uno mismo y hacia los demás.

Leave a comment