El período anterior a la boda puede ser un momento especialmente estresante. Controlar el estrés y la ansiedad con eficacia puede ser crucial para que este momento sea un hecho positivo para la pareja. Se desea que el proceso de planificación de la boda pueda acercarlos y crear intimidad entre ambos. El exceso de estrés puede interferir con este importante objetivo. 

Una gran diferencia entre los que se sienten abrumados por el estrés y los que no, no es la presencia o ausencia de este, sino la capacidad de reconocerlo cuando se produce y manejarlo. 

El manejo del estrés implica cuatro tareas: 

Reconocer y comprender los signos del estrés.

• Identificar y entender qué lo genera.

Aprender a manejar las fuentes controlables de este.

• Aprender a apoyarse a uno mismo y a enfrentar las reacciones que surgen en situaciones más allá de su control.

  

Signos de estrés 

Sobrerreacciones de estrés incluyen una amplia gama de síntomas: dolores de estómago, de cabeza, problemas para dormir, falta de concentración, mal humor, irritabilidad y pensamientos acelerados.

Fuentes de estrés 

Durante el período previo a la boda hay muchas decisiones estresantes, gastos, expectativas y nuevos roles. Muchas personas no se dan cuenta de cuán grande puede ser el impacto que el estrés puede tener sobre su felicidad y relaciones. Tal vez uno de los aspectos más difíciles del período anterior a la boda puede ser la diferencia entre la tensión inherente por un lado, y las expectativas de que esto será un momento de felicidad y satisfacción, por el otro.

Otros factores comunes que pueden contribuir al estrés son el trabajo, más compromisos, cambios de casa, viajes, enfermedades y la pérdida de un familiar, amigo o mascota. Para aquellos que se embarcan en un segundo matrimonio y los padres solteros, las demandas de educación de los hijos y las complicaciones financieras pueden incrementarlo.

Algunas de estas fuentes son controlables, por ejemplo, algunas actividades y compromisos son opcionales. Otros están más allá de control, por ejemplo, nadie puede evitar pérdidas personales y enfermedades. 

Apóyate a ti mismo. Hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar la capacidad de manejo y recuperarse del estrés.

• Duerme lo suficiente.

• Haz ejercicio todos los días.

• Come comidas normales, equilibradas y moderadas. 

• Evita el exceso de azúcar, cafeína, nicotina, alcohol, drogas, etc. Todo esto hace que el sistema colapse después del efecto estimulante o relajante. 

• Aprende a hacer ejercicios de relajación o meditación.

• Mantén una perspectiva al respecto. Habla con otros sobre el estrés. (Todo el mundo tiene o ha tenido estrés). 

• Toma un tiempo para la diversión y otras actividades placenteras. 

• Toma un tiempo para conectarte con tu pareja y pasar tiempo juntos.

Tratamiento Quiropráctico

Es muy probable que nunca hubieras considerado la quiropráctica para tratar el estrés porque pensabas que sólo te ayudaría con dolores de cuello y espalda; pero éste tratamiento es para mucho más que eso. La quiropráctica es muy útil ayudando a cada individuo a manejar sus niveles de estrés.

 

El tratamiento se basa en tratar con ajustes la espina dorsal, que representa el hogar de nuestro sistema nervioso. Cuando un doctor quiropráctico te ajusta las articulaciones de la columna vertebral que no están correctamente alineadas, se balancea la estructura y el funcionamiento de la misma y del cordón espinal, y en efecto optimiza el funcionamiento de elementos cruciales que ayudan a manejar tu estrés personal de una mejor manera. Al optimizar el funcionamiento de nuestro sistema nervioso aumentamos la eficiencia de nuestro sistema inmune, el cual nos protege y ayuda a tener un mejor control. Otros resultados positivos del tratamiento quiropráctico con los efectos del estrés son la relajación muscular y mental, mejor enfoque, aumento de oxigenación de los tejidos y mejor funcionamiento de nuestros órganos vitales.

Por: Dr. Mario López Egusquiza

Médico Quiropráctico

Clínica Quiropráctica Culiacán / Terapia Física / Rehabilitación

Dirección: Dr. Mora #1522, Las Quintas, Culiacán, Sinaloa.

Celular: (667) 162-0879

Clínica: (667) 258-0536

Leave a comment