El Yoga y el Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad, es degenerativa e irreversible. Algunas de sus características son la disminución de los procesos del pensamiento y de las funciones intelectuales, la pérdida de memoria a corto plazo, cambios drásticos en la personalidad, tendencia a deprimirse o irritarse, difícilmente los afectados siguen instrucciones, se da la desorientación del tiempo y el espacio, hay confusión y mucho estrés.

Para decirlo más sencillo, esta enfermedad afecta al cerebro provocando deterioro en la memoria, pensamiento y conducta. Esto no ocurre de un día para otro y se presenta en adultos mayores generalmente. Gradualmente van desmereciendo algunas funciones y es importante observar cómo transcurre la cotidianidad para remediar cualquier desgaste. Aún se desconocen sus causas, se dictamina como una enfermedad multifactorial y se considera la cuestión genética, descubriendo que en un alto porcentaje los enfermos tienen o han tenido algún familiar con el mismo padecimiento; hay factores de riesgo como golpes y contusiones, toxicidad del ambiente, virus, altos niveles de estrés por pérdidas de todo tipo, tanto de personas muy amadas como de bienes materiales, trabajo, pensiones, etcétera.

Las estadísticas marcan que se da más en las mujeres que en los varones, más en los adultos que en los jóvenes, en quienes es poco común, y es la cuarta causa de muerte en nuestro país. Uno de los factores que se ha estudiado es que los niveles altos de estrés  tienden a liberar sustancias como el cortisol o hidrocortisona, una hormona que segregan las glándulas suprarrenales y destruye neurotransmisores como el acetilcolina del aprendizaje y movimiento motor. También se libera una sustancia llamada noradrenalina o norepinefrina, que aumenta la presión arterial y el ritmo cardiovascular. Todo esto creado en nuestro cerebro desde el hombre antiguo como medidas de protección ante el peligro inminente. Nuestro cuerpo está hecho para moverse y es importante y necesario que se active cada día para un buen desempeño; un dicho viejo y común dice que todo aquello que no se usa se deteriora.

Si tengo articulaciones y músculos necesito darles movilidad, se imaginan si nunca usaran sus dedos, terminarían inmóviles y atrofiados, si además el no moverme me crea toxicidad interna, ¿qué espero para iniciar actividad diaria, consistente y sanadora?

La vida actual está contaminada por fuera con la toxicidad del ambiente, las múltiples enfermedades extrañas, el reto económico, consumista y material, que a su vez nos estresa y entonces liberamos en grandes cantidades sustancias que se vuelven tóxicas pues no las eliminamos por el sedentarismo provocado por el confort de la vida moderna; sustancias que afectan neurotransmisores que nos ayudan a aprender, retener información, caminos de neuronas necesarias para que funcione nuestro cerebro, neuronas que mueren por falta de oxigenación, la cual es creada por la respiración y el movimiento.

Estas líneas son para concientizar la importante decisión de la actividad física y mental; muchas enfermedades son creadas por mala alimentación y falta de ejercicio, aunado a un enfoque de vida negativo con poca actividad mental sin el deseo de aprender cosas nuevas. Los rangos de exigencia en la actualidad son altos, muy altos; competitividad, preparación, riesgo, estrés… Todo esto afecta a nuestras neuronas, que son las que pagan la factura de la vida rápida. Nada nos asegura no enfermar, pero reduciríamos las probabilidades aumentando los buenos hábitos. ¿Qué nos propone el yoga? ¿Es una certeza que nos prevenga del Alzheimer? ¿O que mejore la enfermedad ya declarada? Definitivamente no, más sí es un importante complemento, cuando ya en clínicas de otros países se aplican tanto la meditación como técnicas de respiración yoguicas logrando mejorías junto a los medicamentos recetados y el apoyo familiar, más ejercicio aeróbico y posturas de yoga.

Si el cuerpo genera sustancias por el estrés y no se desintoxica con ejercicio y respiración (siendo el canal más importante para soltar toxicidad la respiración) todo esto queda atrapado dentro del organismo y lentamente mata neuronas y células necesarias para aprender, memorizar, procesar alimentos e información, y un sin número de funciones vitales para la salud.

¿Salud? Receta básica: Ingesta saludable, ejercicio cotidiano, complementos vitamínicos necesarios y actitud propositiva, entusiasta, alegre, con ¡¡muchas ganas de vivir!! Te invito a darle más calidad a tu vida, serás más libre y relajado, un buen pretexto para ser feliz. Namaste.

Paty Maytorena

Yoga Master

Cel. 66 77 51 28 84

Correo electrónico: patymaytorena@hotmail.com

{gallery}Categoria Entretenimiento/Articulos/2016articulo/mayo/yoga/

Leave a comment