ESPECIAL: El monito de la rosca

 

Cuando te toca invitar los tamales

 

Todo comienza el 6 de enero cuando se parte la Rosca de Reyes. Esta tradición de origen francés data de la Edad Media. Sin embargo, en México se estableció poco después de la conquista.

 

La rosca tiene en su interior varios muñecos ocultos. Cada diminuto monito representa al Niño Dios y quién lo encuentre en la rosca, se convierte en su padrino. Así es, no se trata sólo de festejar que nos tocó el monito, sino que automáticamente se adquiere el compromiso de cuidarlo, vestirlo con ropa nueva  y presentarlo en la iglesia el día 2 de febrero, Día de la Candelaria, para bendecirlo. Después invitará los tamales y el atole.

 

El que se festeje con tamales y no con cualquier platillo no es un simple capricho gastronómico. En México el tamal tiene un sentido ceremonial, “de ritual”, pues era un elemento importante en los festejos y ofrendas que se hacían para comenzar un nuevo ciclo agrícola. El tamal se considera un platillo prehispánico hecho con maíz y proviene del vocablo náhuatl tamali que significa “envuelto cuidadoso”, pues es un alimento que se reviste de hojas de maíz — totomoxtle en náhuatl —. En la actualidad algunos tamales se envuelven con hojas de maíz, de plátano, y hasta carrizo, chilaca o papatla.

 

Ya hablamos de rosca y tamales, pero te has preguntado alguna vez ¿de dónde viene la tradición de vestir al Niño Dios?

 

México es el único país que tiene la tradición de vestir al Niño Dios con nuevo ropaje en esta fecha. Según investigaciones del Instituto Nacional de Antropología (INAH), “esta tradición tiene su origen en la Edad Media, cuando se convirtió en un elemento que acompañaba a las religiosas en su toma de hábitos”.

 

Ser padrino puede no salir nada barato, por lo que la fiesta compartida es mejor. Así que ponte de acuerdo con los demás padrinos que también tuvieron la fortuna de encontrar al Niño Dios en la Rosca de Reyes y divídanse los gastos, pues según sea el número de comensales, el tamaño del Niño Dios y tipo de traje con que se vista será el gasto y así en los festejos de la Candelaria no dejes sin vestido al Niño Dios, sin tamales y atole a los invitados, y además disfrutes de este suculento manjar prehispánico.

Leave a comment