Un enfoque quiropráctico para tratar el dolor lumbar o dolor de espalda baja es encontrar la fuente del dolor y corregirlo, no sólo tratar el síntoma, esto asegura que el cuerpo pueda curarse de forma natural. El dolor lumbar a menudo responde dramáticamente a la corrección de la posición de las vértebras y a la restauración del movimiento normal.

Los quiroprácticos utilizan manipulaciones espinales o ajustes para aplicar una fuerza dirigida con precisión a las vértebras que están fuera de posición. Poco a poco, estos ajustes ayudan a restaurar el rango normal de movimiento, posición y función de la articulación.

Una causa común de dolor lumbar es presentar problemas de disco, el cojín fibroso entre cada vértebra. Un disco abultado o roto puede irritar los nervios que viajan desde la médula espinal. El dolor en las piernas, entumecimiento, hormigueo o debilidad en las piernas pueden ser resultado de la irritación del disco. Los problemas de espalda baja son más comunes en las personas que están en mal estado físico y aquellos con trabajos que incluyen el levantamiento de pesas, largos períodos estando sentado o de pie, o que se ve en la necesidad de flexionar la espalda muchas veces en el día. El estrés emocional o largos períodos de inactividad pueden intensificar los síntomas o desencadenar la aparición de problemas anteriores.

Es importante tratar el dolor de espalda baja dentro del primer mes desde su aparición. Esperar hasta que el dolor sea insoportable o lo deje inmovilizado no sólo es poco saludable, sino también puede terminar costándole más tiempo, estrés y dinero a largo plazo.

Dolor de cuello

Si no se tratan, los problemas del cuello pueden dar lugar a síntomas de dolor experimentados en la cara, hombro, brazo, muñeca y mano, así como disminución del movimiento.

Los medicamentos enmascaran el dolor, pero no abordan la causa original. En muchos casos, el tratamiento quiropráctico puede ayudar a aliviar la presión sobre los nervios y evitar la necesidad de cirugía. La cirugía debe ser considerada sólo cuando los tratamientos conservadores fracasan.

Latigazo cervical

Es una lesión común en las personas involucradas en accidentes automovilísticos. El latigazo cervical puede causar daño estructural, como desalineación en las vértebras, discos herniados/protuberantes/rotos o daño nervioso debido a la hiperextensión por el movimiento violento.

¿Cómo puede ayudar la quiropráctica con el latigazo cervical?

La quiropráctica puede ayudar en ambos tipos de lesiones: el daño de los tejidos blandos o el daño estructural. Se pueden realizar ajustes y alineaciones específicos para aquellas personas que han estado en accidentes automovilísticos y han sufrido de latigazo. A veces no se siente ningún daño por un accidente de auto sino hasta mucho más tarde, pero es importante que consulte a su médico quiropráctico.

 

Por: Dr. Mario López Egusquiza

Médico Quiropráctico

Clínica Quiropráctica Culiacán / Terapia Física / Rehabilitación

Dirección: Dr. Mora #1522, Las Quintas, Culiacán, Sinaloa, C.P. 80060

Celular: (667) 162-0879

Clínica: (667) 258-0536

Leave a comment