Para escoger un cuadro para la casa es muy importante saber primeramente y de un modo simple, que el arte es cualquier expresión en danza, pintura, literatura, música, por decir algunas, que transmiten una idea y más aun transmiten un sentimiento, si al observar o escuchar cualquier tipo de arte no se siente nada tal vez ese cuadro, esa danza, etc., no es la indicada para el espectador.

Más sin embargo otras piezas sí lo harán y es el punto del arte, precisamente no agradar a todos ya que eso es imposible, pero si hay algo que refleja la personalidad de una persona es el arte que maneja, de cualquier tipo.

Al elegir un cuadro se debe de tomar en cuenta que éste no es un objeto casual, ni debe ser considerado como un detalle adicional de la decoración. Tanto el marco como la lámina, el tamaño o la forma del cuadro, tienen que acompañar e integrarse al contexto de la habitación, ya sea por semejanza o acentuación del estilo decorativo, o en equilibrio con las líneas y formas.

Siempre antes de elegir el cuadro se tiene que tener en cuenta en donde se va a poner, qué pared lo necesita y las dimensiones del mismo. Para saber como elegirlo se pueden hacer las preguntas: ¿qué pared necesita un cuadro y porqué?, ¿dónde está el centro de atención de una habitación?, ¿qué áreas se necesita destacar?, ¿qué efecto necesito lograr con la utilización de un cuadro o grupo de cuadros?

El concepto de áreas en la colocación de cuadros es interesante: normalmente cuando se entra a una habitación lo que más llama la atención es un cuadro, si hay uno, por ello un método adecuado para colgar los cuadros es organizarlos por áreas, por ejemplo: un gran cuadro sobre el sillón sin ningún cuadro alrededor o también un grupo informal de cuadros de distintos tamaños atrayendo nuestra atención por su dinamismo, etc.

En cualquier casa con cuadros o no cuadros un básico de la decoración es la no saturación, ya que algunas personas tienen por costumbre saturar un ambiente con cuadros y otros adornos. Para evitar esto se debe saber que los elementos que participan en una decoración deben estar de acuerdo al proyecto, y los cuadros lucen mejor si se distribuyen por áreas.

El marco, ya sea una pintura, una foto o cualquier otra imagen, simboliza el 50% del cuadro. Elegir el grosor del marco, su diseño y su color es tan importante como lo que contiene. El marco debe estar en equilibrio con la lámina, con la decoración de la habitación y con las formas y estilos del resto de los elementos decorativos.

Leave a comment