Hay algunos indicadores a los cuales tenemos que poner atención para lograr rescatar esta relación o poder retirarte de la manera más sana por el bienestar emocional y mental de ambos.

Pierdes tu esencia, tu forma de ser y de vivir.

¿Debes poner atención cuando más de algún amigo o amiga te dice qué te pasa? ¿Tú no eras así? ¿Has cambiado? Has dejado de ser quien eras y has dejado de lado todo lo que te motiva. Todo lo que había cuando la relación se inició ha desaparecido

y así no lo creas también se han ido las dos personas que se querían. A lo mejor creas que ya no te trata igual, sin embargo ponte a reflexionar un poco y puede ser que tú seas quien ya no se trata ni se quiere o se cuida como lo solías hacer.

Los conflictos son parte ya de tu día a día.

Los conflictos son parte de la naturaleza humana pero cuando estás en una dinámica negativa donde cada quien va por su lado, no convergen en ningún punto y la comunicación no les permite formular acuerdos.

Y aún más importante cuando se han perdido el respeto verbalmente. Se podría generar una situación de dependencia en la cual se te dificulte salir.

Tienes la sensación de que estás emocionalmente distante o que es una relación de una sola persona. 

Suele suceder que vives con tu pareja o simplemente son novios pero te sientes solo, asistes a las reuniones o eventos solo. Entablas una conversación y no te pone atención, no recuerda los detalles o fechas importantes para ti, sientes que esa persona está ausente, distante e indiferente a todo lo relacionado contigo.

Estos son sólo unas pequeñas señales en las cuales debes poner atención, porque si no te muestra afecto, apoyo, no sostiene tu mano, no hay tiempo para escucharte, para dedicártelo, normalmente le encuentras de mal humor, salen poco, prácticamente no te hace una llamada o mensaje durante el día.

Es momento de que te preguntes porqué quieres seguir con una persona a la cual no le importas y no tiene tiempo para ti, hay una y mil excusas para no verte y tu encuentras otras tantas excusas para disculparlo o disculparla. ¿Qué esperas de una relación así? ¿Tiene realmente futuro una relación así?

A corto o mediano plazo, las relaciones de noviazgo o matrimonio con estas características suelen terminar de una forma negativa para ambas partes, principalmente si no reconocen que hay un problema y si no se busca ayuda para solucionarlo.

Lo que comenzó como un bonito amor, puede convertirse en un infierno o una relación tóxica en la que predomina el sufrimiento, la co-dependencia, la victimización, etc…

Recuerda que no eres el títere de nadie, nadie

te controla y nadie es dueño de ti, sólo tú mismo.

Por: Psic. Clínica Erendira Paz

erendirapaz2017@hotmail.com

CEDULA: 8156408

Erendira Paz

@erendirapaz   

Leave a comment