Tu sala es el escaparate de tu vida. Es el espacio en el que pasas tiempo con tus invitados, conversas, invitas al café, muestras un pedacito de tu día a día y de tu personalidad.

Es importante que sea un espacio donde te sientas bien, que refleje armonía, orden y que no haya quedado como una cápsula del tiempo, en medio de cosas obsoletas.

Así que, es hora de abrir los ojos con atención y deshacerte de todos esos objetos inútiles que no hacen otra cosa que ocupar sitio y desequilibrar la decoración de tu hogar ¡y de tu vida!

¿Por dónde empezar?

Qué tal los reproductores y DVDs viejos, o las enciclopedias por fascículos; las figuritas de cerámica sin valor y adornos orientales que nada tienen que ver con el estilo decorativo relajado y natural que se lleva ahora.

Logra el cambio renovador en tu sala en este 2020, aquí nuestras sugerencias:

Enciclopedias del siglo pasado

Olvídate de hacer malabarismos con ellas. Ya no es que su contenido se haya quedado obsoleto, es que la mayoría de ellas —a no ser que sean antiguas de verdad (de los siglos XVIII y XIX)— suelen tener poco valor y encanto decorativo y, además, ocupan mucho, pero que mucho espacio en las estanterías.

 

 

Reproductor de DVD (y sus películas)

No seas como aquellos que guardaron durante años su videocasetera Beta por si regresaban tiempos mejores. La realidad virtual y la aumentada nos acechan, y es cuestión de tiempo que acabemos por invitarlas a entrar a nuestra sala de manera voluntaria.

 

 

Velas prácticamente consumidas

Es cierto que tiene su encanto que una vela tenga parte de su cera derretida, pero tampoco hay que apurarlas hasta su último aliento. Si tienes portavelas con velitas de té cámbialas una vez consumidas. Es un detalle que cuidará tu decoración.

 

 

Bombones y caramelos

Somos súper estrictos con las fechas de caducidad de los alimentos que están en nuestros refrigeradores y luego no revisamos los dulces de cortesía que tenemos en la mesa con objeto de agasajar a nuestros invitados. Pruébalos y, si tienes dudas, cámbialos por unos nuevos. Tampoco puede haber nada rancio en nuestra sala, así que los frutos secos, mejor fuera.

 

 

¿Calendarios en la pared? ¡No!

Tener un calendario en el que organizar las tareas y anotar las cosas importantes nos parece una muy buena idea. Pero colócalo en el despacho o el estudio. Las paredes de tu sala quedarán mucho mejor con composiciones de cuadros.

 

 

Sujetalibros

En la lista de objetos absurdos o inútiles que no necesitas para nada, menos ahora que es tendencia colocar los libros unos encima de otros en horizontal. ¿Objeto decorativo? Quizás, pero hay piezas mucho más interesantes.

 

 

Libretas

No acumules libretas convencionales en montones sobre la mesa de centro o las mesas auxiliares. Si te encanta escribir y tener tus libretas elige modelos con bonitos diseños y que sirvan también para decorar.

 

 

Libros

Hablando de libros, ¿te has parado a pensar cuántos títulos tienes acumulados esperando por su futura lectura? Pues ni lo pienses, diles adiós sin un ápice de culpabilidad.

 

 

Figuritas de porcelana

No te decimos que te deshagas de todas las figuras, pero sí procura que no sean demasiadas y no las coloques todas juntas en un estante, pues harás que tu sala se vea anticuada. Combínalas con flores, velas y otros detalles con un toque más moderno.

 

 

Plantas artificiales de poca calidad

Aunque ahora empiezan a despuntar algunas firmas con plantas artificiales muy fieles a la realidad, la mayoría son malas copias, antiestéticas y lo único que hacen es acumular el polvo. Sustitúyelas por plantas fáciles de mantener y cuidar.

 

 

Periódicos viejos

Acostúmbrate a colocarlos en el bote de reciclaje de papel una vez hayas terminado de leerlos. De lo contrario se irán acumulado, seguro, en algún rincón de la sala.

 

 

Budas

Hubo un tiempo en que los amamos, pero si no forma parte de tu filosofía o espiritualidad, ya es hora de que regresen a su casa en Oriente.

Botellero

Los expertos en vino guardan sus preciadas botellas en vinotecas domésticas, no las tienen en la sala colocadas de cualquier manera en un botellero y expuestas a los cambios bruscos de temperatura.

 

 

Y los controles remotos

Mira en los cajones del mueble de tv o en las cestas de la mesa de centro. Es muy probable que encuentres algún control remoto de un aparato que ya no tienes o que no funciona. ¿Qué esperas para deshacerte de él?

 

 

 

 

Leave a comment