Tu escritorio es tu área de trabajo, debes mantenerlo limpio y organizado para tener mejor concentración y productividad.

Si en el entorno existe un nivel de desorden, vas a sentirte estresado, nervioso, sin poder encontrar lo que buscas y perdiendo mucho más tiempo. Por el contrario un escritorio despejado te permite un trabajo libre y ordenado, así como un estado de ánimo correcto para estimular tu creatividad. Con los siguientes consejos lograrás ese equilibrio:

Limpieza

Lo mejor es comenzar desde cero, despeja todo lo que esté en el escritorio. Retira las cosas de los cajones y coloca todo en una mesa diferente o en el suelo para que puedas revisarlo. Tira todas las cosas que no necesites, papeles viejos, rotuladores rotos, fotos, hojas sueltas, etc. Y límpialo por dentro y por fuera con un paño y un limpiador para diferentes superficies.

Artículos

Coloca los objetos grandes primero, ya sea el ordenador, el teclado, libros o el calendario. Recuerda que la disposición sea la correcta. El monitor debe estar al frente a la altura de los ojos y a una distancia de unos 43 centímetros de tu cuerpo.

Guarda los materiales que utilizas con menos frecuencia en los cajones interiores y trata de mantener la mesa limpia y libre de espacio.

Agrégale tu estilo

Puedes añadirle algunos toques decorativos para darle un poco de personalidad, como por ejemplo alguna foto enmarcada, una taza de café graciosa, alguna planta, pero no te excedas con esos objetos.

 

Leave a comment