Los japoneses son mundialmente famosos por muchas razones: su gastronomía, arquitectura, sistema educativo, avances en la ciencia y, últimamente por algunos de sus valores culturales como el orden (recordemos a la autora Marie Kondo y su libro La Magia del Orden) y la disciplina.

Según los historiadores, es increíble ver como en poco tiempo Japón se recuperó después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día son creadores de muchas de las compañías tecnológicas más grandes del mundo, y mucho de ello lo deben a su disciplina.

El conferencista Yoyoi Kenji afirma que los japoneses consideran que la disciplina puede llegar a superar a la inteligencia, ya que una persona que esta dispuesta a dedicarse con voluntad a una tarea de forma continua puede realizar cualquier objetivo.

Según Kenji, esta virtud se desarrolla con tres características: la organización. la limpieza y la puntualidad.

Organización

La organización es fundamental para ahorrarse tiempo y trabajar de forma inteligente. Por ejemplo, los japoneses tienen la costumbre de denominar lugares especiales en su hogar para acomodar distintos objetos, de esta forma todo esta más ordenado.

Limpieza

La limpieza y el orden van la de la mano, ya que un espacio sucio y desordenado causa efectos negativos en la mente. Saca de tu espacio personal (ya sea tu casa, habitación o clóset) aquello que no necesitas o que no usas desde hace seis meses. Lo anterior te dará espacio para ser y pensar.

Puntualidad

Cumple con el horario de tus citas o reuniones, así como con el de tus actividades personales.

Leave a comment