Con la llegada del buen tiempo, llegan los días soleados y las actividades al aire libre. Y también se nos olvida fácilmente que las exposiciones al sol por largas horas traen consecuencias negativas para la salud de la piel, si no se toman precauciones.

Todo esto intensifica las manchas solares que en invierno son menos perceptibles. Las manchas solares requieren un cuidado continuo e intenso en primavera, ya que se debe preparar la piel de cara a la intensidad del verano.

Para prevenir y evitar las manchas es necesario tomar algunas medidas:

#Evita los rayos de sol directos sobre las zonas de alto riesgo como el rostro, orejas, escote, cuello, manos y pies.

#Limita el tiempo de exposición en horas entre las 10:00 hasta las 16:00 horas. Puesto que el sol es más fuerte y dañino.

#Al tomar el sol, evita hacerlo maquillada o con perfume. Esto aumenta la aparición de manchas solares en la piel.

#Usa sombrero y lentes de sol para proteger tu piel aún más.

#El sol se siente con más fuerza. Si en invierno es necesario el uso del protector solar diario, en primavera todavía más. Es importante aplicarlo 30 minutos antes de exponerte al sol y también cada 2 horas.

#Siempre hidratada. No dudes incluir el uso de cremas hidratantes para el rostro y beber agua durante todo el día.

#Cuida la piel de tu rostro con una rutina facial diaria de limpieza y cuidado. Para prevenir las manchas solares como pecas, melasma o manchas que aparecen de la edad.

#Utiliza un buen producto para unificar el tono de piel o reducir las manchas solares, que ayude a la reducción y control de manchas de pigmentación difusas o localizadas, causadas por el sol, alteraciones hormonales, tabaquismo, inflamaciones, edad o la toma de ciertos medicamentos.

Con estas medidas podrás conseguir un cutis libre de manchas y protegido para la llegada del buen tiempo.

Leave a comment