La contaminación auditiva, la tensión diaria, las malas posturas, pasar horas y horas frente a la computadora, televisor o teléfono celular, dormir poco, no comer bien, asolearnos e incluso enfermarnos de gripe, son algunos de los factores que pueden llegar a desatar dolores de cabeza o hasta migrañas.

Si eres de las personas que comúnmente sufren de este malestar es seguro que ya conoces todo tipo de medicamentos creados para disminuirlo o quitarlo rápidamente, lo malo es que muchos de esos “métodos veloces” a la larga pueden tener efectos secundarios sobre el riñón o hígado.

Para no estar atiborrando nuestro cuerpo con compuestos que con el tiempo puedan afectarlo existe alternativas que han dado resultados positivos desde hace varios años y lo mejor es que sus componentes son naturales, hablamos de los aceites esenciales.

Los aceites esenciales que funcionan para combatir dolores de cabeza se caracterizan por ser calmantes, sedantes y antiinflamatorios, lo que a su vez los hace ideales para disminuir los síntomas que acompañan la migraña como vértigo, dolores de cuello, nauseas y vómitos.

El aceite de menta es uno de los más populares, este además de quitar el dolor de cabeza estimulando el flujo sanguíneo cuando se aplica directamente sobre la frente, da la sensación agradable de frescura en la piel, relaja, inhibe contracciones musculares y tiene un olor exquisito que la mayoría de las personas disfrutan.   

El eucalipto sirve como bálsamo natural calmante y analgésico que, como ya lo mencionamos, ayuda a calmar los síntomas de la migraña con su peculiar aroma aminorando la fatiga mental, pero también ayuda a limpiar toxinas y microorganismo nocivos del cuerpo, abre las vías respiratorias suprimiendo la congestión nasal y disminuye la presión sanguínea.

La lavanda es un pequeño arbusto con hojas pequeñas y flores agrupadas de color lila azulado que pueden alcanzar hasta los dos metros de altura. De esta planta se puede extraer su aceite, el cual es altamente recomendado para atacar los dolores de cabeza por fatiga nerviosa o estrés.

Además, trabaja como sedante, antidepresivo, ansiolítico, anticonvulsivo y es un tratamiento eficaz para trastornos neurológicos.

Una de las plantas más utilizadas desde hace siglos por sus propiedades terapéuticas es el romero, sus grasas naturales proporcionan un efecto calmante, alivian malestares estomacales, mejoran la orientación, el proceso de digestión, patrones de sueño y el estado de alerta. También reduce el estrés, los disparos emocionales y los síntomas de las personas que se encuentran en abstinencia de drogas.

Modo de uso

Estos remedios se utilizan de distintas maneras, pero la más usual es verter unas cuantas gotas del aceite de tu preferencia en aceite de almendras para aplicarlo en la nuca, sien o directamente sobre la piel. Asimismo se puede inhalar en un trozo de algodón, vaciar unas gotas en el agua de baño o bien, colocar un poco en compresas frías o calientes.

Leave a comment