Por: Julián León

En Sinaloa los temas de movilidad son muy controversiales ya que, regularmente, la mayoría opina algo al respecto, pero nadie quiere dar soluciones acordes a la realidad social y que, sobre todo, sean realmente viables para su implementación. Por lo que moverse a través de la ciudad ha generado inseguridad y estrés en alguna ocasión o más en nuestras vidas. Y esto ocurre en todas las formas de movilidad de nuestra ciudad. Son fenómenos que el urbanismo debe tomar y retomar constantemente pues son pieza clave para una ciudad de primer mundo.

Mencionado lo anterior, y para esta ocasión, abordaremos dos temas que se complementan entre sí, siendo a su vez muy controversiales desde que se han asomado al ojo de la opinión pública. Han dado mucho de qué hablar y no es para menos, pues son temas altamente importantes. Me refiero, pues, a los puentes peatonales y los pasos peatonales.

Para ello hago las siguientes preguntas de arranque: ¿Son obsoletos los puentes peatonales? y ¿Son realmente necesarios los pasos peatonales?

Si bien es cierto, los puentes peatonales (anti-peatonales) se crearon con la finalidad de que los peatones crucen de un punto a otro sin que estos afecten o disminuyan el flujo vehicular, ¿es realmente una infraestructura diseñada para peatones o para el vehículo?

Al respecto, considero imprescindible que primero echemos un vistazo a la pirámide de movilidad urbana donde: los peatones son primero, los ciclistas en segundo, el transporte público tercero, el transporte de carga cuarto y, por último, el automóvil y motocicletas particulares en ese orden.

Con lo anterior podemos responder que los llamados puentes peatonales son solamente infraestructura diseñada para darle prioridad al automóvil. Por otro lado, muchos de los conductores se molestan por que los peatones cruzan por las calles en lugar de usar los puentes peatonales, pero los puentes no son lugares accesibles para todos, provocan un esfuerzo el usarlos y las personas con alguna discapacidad motriz o personas mayores no pueden usarlos.

Si aspiramos a convertirnos en una ciudad de primer mundo debemos cambiar y adoptar culturas que hayan logrado que la ciudad sea exitosa en este sentido.

Debemos saber que la ciudad es de todos y que muchas de las personas que se mueven en ella, en algún momento del día, son peatones.

Los pasos peatonales o topes (nombrados popularmente por los conductores) han sido una de las mejores soluciones que han tenido las ciudades como respuesta a las altas velocidades de los conductores.

En Culiacán se han iniciado campañas de colocación de pasos peatonales donde, en puntos estratégicos de la ciudad, se están colocando para priorizar la seguridad de los peatones. Estos se han colocado en escuelas, centros de salud y áreas de recreación.

Pero, ¿porqué este tipo de infraestructura es colocada? Pues bien, en Culiacán tenemos un problema de conductores imprudentes que regularmente no respetan las velocidades permitidas y que no reducen su velocidad al ver a un peatón intentando cruzar la calle, ocasionando con esto muchos accidentes (siniestros) viales, provocando lesiones e incluso la muerte de peatones, ciclistas y otros conductores.

Los datos apuntan que nuestra ciudad de Culiacán es el municipio con la tasa de mortalidad más alta de peatones de 0 a 15 años en todo el estado. Con estos pasos peatonales se obliga al conductor a reducir su velocidad y a que los peatones crucen seguros sin importar su discapacidad, ya que estos pasos se encuentran al nivel de la acera.

No debemos esperar que más personas sigan muriendo para solucionar un problema que constantemente nos está afectando, pues si seguimos en esta tónica, la ciudad se seguirá manchando con incidentes de tránsito que nadie desea que ocurran.

Termino con la siguiente frase:

“Creo que si todo lo que hacemos en nuestra ciudad es excelente para un niño de 8 años y un adulto mayor de 80 años, entonces será un lugar excelente para todas las personas”. (Gil Peñalosa).

Por: Julián Alfonso

León Pérez

Licenciado en diseño urbano y de paisaje

julianleonp16@gmail.com

 

Fotografías por Ismael Cancino 

Leave a comment