La detección oportuna es la mejor manera de combatir el cáncer de mama. Nosotros como especialistas de las diferentes enfermedades de la glándula mamaria, tanto benignas como malignas, dependemos de manera importante de los estudios de imagen como lo son la mastografía bilateral y el ultrasonido mamario.

Tanto el estudio mastográfico como el ultrasonido mamario tienen grandes ventajas: no son métodos invasivos, no son costosos, pueden visualizar el interior de la glándula mamaria en toda su extensión, y lo más trascendental es que ambas pueden diagnosticar un cáncer de mama, en promedio, tres años antes de que sea palpado el tumor por un médico o por la misma paciente.

En el Hospital Angeles Culiacán, contamos con la más avanzada tecnología en imagen para estudiar el seno, lo que nos ha permitido diagnosticar cáncer de mama desde los tres milímetros de diámetro, ya que nuestro mastógrafo es digital y el ultrasonido realiza elastografía, la cual es la técnica que mide la elasticidad o dureza de los tumores de la mama, y así podemos ser más específicos, pues las lesiones cancerosas muestran dureza significativamente superior a las lesiones benignas.

Además, contamos con la mejor resonancia magnética del noroeste del país, que en la paciente portadora de implantes mamarios es de gran ayuda para el diagnóstico de la integridad de los implantes mamarios y la identificación de tumores mamarios.

En la clínica de mama, los diagnósticos oportunos de cáncer de mama (tumores menores de 1 centímetro de diámetro) van en aumento, gracias a un seguimiento personalizado y sistematizado que contamos, para que nuestras pacientes se les recuerde la cita de manera semestral y se programa en el mismo horario del examen físico por el especialista, los estudios de mastografía y/o ultrasonido mamario.

Desafortunadamente, en otras instituciones del país, a pesar de las campañas masivas en televisión, radio, prensa y redes sociales, el 70 % de nuestras pacientes mexicanas se le diagnostica el cáncer de mama en etapas avanzadas.

Contamos en la clínica de mama del Hospital Angeles Culiacán con equipo multidisciplinario, radiólogos, patólogos, oncólogos, mastólogos, medicina nuclear, psicooncóloga y cirujanos plásticos reconstructivos.

Actualmente, en la mayoría de los casos ya no es necesario someter una paciente a cirugía para hacer diagnóstico de cáncer mediante una biopsia, de hecho, la tendencia actual es realizar diagnósticos en el consultorio, mediante la biopsia con aguja de corte (TRUCUT), que se realiza con anestesia local, guiada la aguja con el ultrasonido y con una duración de 15 minutos. El reporte histopatológico lo obtenemos en 24 horas. Esto disminuye de manera importante los costos.

Existen muchos obstáculos por lo que la mujer sinaloense no acude al médico a checarse los senos: pudor, ignorancia, costos de consulta y estudios, machismo, miedo a que le encuentren algo malo en su seno, y en algunas mujeres no es su prioridad la salud y cuidado de los senos.

Solo hay algo peor que tener cáncer de mama… tenerlo y no saberlo.

Las recomendaciones para una evaluación correcta de la glándula mamaria son: realizar autoexamen mamario a partir de los 18 años de edad, examen clínico por el médico a partir de los 25 años de edad, ultrasonido mamario en pacientes menores de 35 años de edad, y mastografía anual a partir de los 40 años de edad, y si es necesario completar con ultrasonido mamario.

El autoexamen mamario es útil, pero no suficiente, ya que tiene dos grandes desventajas: que por más que se palpen sus senos, nunca van a poder distinguir si alguna estructura anatómica es buena o mala, y lo más serio y que conlleva mayor riesgo, es que, si ya tiene un cáncer y no lo detecta, pues no acudirá al especialista y tendrá un retraso en el diagnóstico. 

No sean doctoras de sus senos. Recuerden que cuando va iniciando un cáncer, este ni duele ni se palpa. Hoy en día el cáncer de mama es curable.

El Dr. Manuel Arturo Acosta Alfaro, ginecólogo con postgrado en oncología mamaria, tiene 25 años ejerciendo como especialista únicamente en tumores mamarios. Desde hace diez años dirige la clínica de mama del Hospital Angeles Culiacán.

Leave a comment