Vida Plena

Por: Ana Constantina Canelos Ávila

Campamento para niños

Este mes acudí a un retiro de ZhiNeng QiGong. Fue una experiencia maravillosa como siempre, pero ahora con más intensidad y alegría porque asistimos 13 personas de Sinaloa. Me dio un gusto enorme apreciar cómo los participantes encuentran una hermosa herramienta que poco a poco los lleva a tener en sus manos su salud y bienestar. En estos eventos no puedes evadir practicar; es un foro exclusivamente para eso, para ti.

Estoy muy orgullosa de mis paisanos porque los vi echándole muchas ganas, y así tuvieron excelentes resultados. También estoy orgullosa de todo Sinaloa, pues es tierra de mucho talento y bondad.

La práctica de ZhiNeng QiGong es igualmente benéfica para los niños. A principios del próximo mes de agosto, se llevará a cabo un campamento para los pequeños, donde además de recibir este invaluable tesoro a tan corta edad, pasarán momentos divertidísimos. Es requisito que alguno de los padres o tutores del niño sean alumnos de Fuerza Integral.

Ahora les escribo las palabras textuales de la convocatoria que envió dicha institución, ya que me gusta mucho cómo explica la experiencia de los niños:

“A lo largo de los años hemos visto cómo la práctica de ZhiNeng QiGong ha dado a nuestros niños las herramientas para estar más sanos y fuertes, para ser niños más alegres, respetuosos, creativos, constructivos y seguros, para relacionarse mejor y ser mejores estudiantes (con menos esfuerzo), para apreciar más la vida y despertar desde lo más profundo de ellos mismos los verdaderos valores que forjan al ser humano de bien. Hemos visto a nuestros pequeñitos sobreponerse a enfermedades y recuperarse de accidentes graves con una capacidad que, en muchos casos, ha superado a varios de nuestros adultos más destacados. Pero sobre todo, hemos visto a niños más plenos y más sonrientes.

“Transmitir ZhiNeng QiGong a los pequeños, es abrirles las puertas a su propia sabiduría en un momento extraordinario de la vida. Cuánto más jóvenes empezamos a practicar, a pensar y a explorarnos a nosotros mismos a través de ZhiNeng QiGong, mayores posibilidades tenemos de alcanzar nuestros verdaderos potenciales, de desarrollar buenos hábitos sutiles y tangibles, y con ello alcanzar un nivel de éxito mucho más alto en la vida, principalmente en lo que se refiere a nuestra verdadera realización: a nuestra capacidad de ser felices.

“Cuando un niño aprende a practicar ZhiNeng QiGong correctamente, y después de ello es bien guiado por sus padres practicantes, definitivamente logrará ser más saludable, más fuerte y más alegre; desarrollará un manejo mucho más eficiente de sus emociones, y mejorará radicalmente su rendimiento en la escuela, en el deporte y en el arte; potenciará su capacidad de adaptación al cambio, sus habilidades sociales, además de que despertará talentos únicos; empezará a explorar sus propias capacidades de curación, de aprecio, gratitud, servicio, alta moral, lealtad, responsabilidad, solidaridad y confianza en sí mismo.

“Basta con decirles que todo lo que un adulto logra a través de su práctica, el niño lo logrará diez veces más con menos esfuerzo, y que cuando ese niño llegue a la edad adulta, su capacidad de cambio hacia un mejor ser y estar, será extraordinaria. Eso sí, la disciplina, la constancia, y la buena guía serán los factores determinantes.”

Como ven, el próximo curso de agosto, será una gran oportunidad para los niños.

 

¡Hasta la próxima!

Leave a comment