El cacao se extrae de una planta rica en componentes antioxidantes, sus propiedades nos protegen de enfermedades cardiovasculares o diabetes.

El chocolate negro contiene un alto contenido de cacao que se extrae de una planta muy rica en polifenoles, componentes antioxidantes que sintetizan las plantas para protegerse de agresiones externas, lo que significa que cuando lo consumimos, adquirimos un grado de protección ante enfermedades cardiovasculares o diabetes, explica el doctor Ramón Estruch, investigador del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN).

Para adquirir las propiedades del cacao, el chocolate debe contener “más de 70 por ciento de cacao, aunque lo ideal sería 99.9 por ciento”, recomienda Estruch.

Un radiólogo investigó el caso en que los indios kuna de Panamá no sufrían de hipertensión a pesar de su dieta rica en sal, pero cuando se mudaban a la capital panameña, las tazas de enfermedad aumentaban al disminuir el consumo de cacao, por lo que se concluyó que este protegía la salud de la población indígena.

Desde entonces, diversos estudios atribuyen las propiedades cardiosaludables al chocolate negro.

Otro estudio, explicó que este producto produce potentes compuestos antiinflamatorios ante ciertas bacterias del estómago.

Asimismo, se demostró que la epicatequina, compuesto polifenólico que funciona como antioxidante, revierte la pérdida de memoria asociada con la edad.

De acuerdo con un estudio que expuso el doctor Peter Hollman, de la Universidad de Wageningen, en Holanda, el chocolate y el cacao mejoran la resistencia a la insulina además de la disfunción endotelial, la cual resulta una de las primeras manifestaciones de arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares.

Leave a comment