ÁMBITOS: Paty de la Vega

 

Cuando termine la preparatoria a los 18 anos decidí irme a la Ciudad de México a modelar, ya que era algo que estaba haciendo en Culiacán desde los 17 años, pero lo hacia de hobbie, aparte aquí no hay mucha oportunidad si te quieres dedicar de lleno a eso, entonces decidí irme desde muy chiquita y fue que empecé a trabajar y ganar mi propio dinero.

 

Gracias a eso, hoy te puedo decir que soy una mujer autosuficiente y que eso me hizo madurar muy rápido. La verdad me encantaba hacerlo, estuve así aproximadamente un año y medio y fue que decidí entrar a estudiar consultoría en imagen, ya que necesitaba tener más bases y a mi me encanta todo lo que tiene que ver con moda. En ese ínter dejé el modelaje temporalmente, ya que entre la carrera y el modelaje no me daban los tiempos.

 

Fue en mayo de 2012 cuando decido participar por primera vez en Nuestra Belleza Sinaloa. A los 14 anos cuando vi el primer concurso de Nuestra Belleza y aunque suene cursi de verdad dije ‘wow, son como princesas todas, yo algún día voy a estar haciendo lo mismo, quiero ser una reina’, y bueno, desde esa edad año con año no me perdía el concurso y era una emoción para mi ver a todas las chavas concursando. Las veía inalcanzables. Entonces en 2012 participo a la edad de 19 anos, estaba muy chavita, aún tenia muchas cosas en la cabeza, muchos proyectos, aún no terminaba la carrera, y bueno, no gané. Quedé en 2do. lugar y regrese a México.

 

Terminé la carrera y hasta estuve un año trabajando en una empresa de productos de belleza. Yo llevaba parte de relaciones públicas y todo lo que era atención al cliente mientras seguía estudiando más sobre estilismo en moda. En ese ínter decidí tomar un break, en el fondo sabía que necesitaba cumplir un sueño más.

 

Año por año después de participar en el 2012 siempre tenía la inquietud de querer regresar a Nuestra Belleza, pero no me animaba por x o y razón. Y bueno, sabía que era mi última oportunidad por la edad ¡y me animé!

 

Mucha gente cree que es muy fácil ser NB; plantarse en un escenario, verte guapa y ya, pero no, de verdad que sacrificas muchísimas cosas. Yo desde enero comencé a prepararme para el casting del estatal; con gym, dieta, clases de pasarela, clases de cómo hablar en público, todos los días la misma rutina. Desde un principio sabía muy bien que ésta era mi segunda oportunidad y tenía que dar lo mejor de mi. Tenía que ganar, era mi última oportunidad y era ya un reto conmigo misma.

 

Y bueno, hoy soy Nuestra Belleza Sinaloa 2015 y me siento muy orgullosa de mi misma, de darme cuenta que cuando uno en verdad quiere algo y lucha por alcanzar esa meta, ese sueño se vuelve una realidad.

 

Hoy ya pasaron siete meses desde que gané y he seguido preparándome en todos los aspectos. Una reina de belleza tiene que ser una belleza integral, por lo que yo sigo asistiendo a clases de cultura general, sigo practicando el hablar en público, y la labor social, que fue mi primer compromiso, pero por los tiempos tan apretados de la preparación rumbo al nacional no he podido continuar, pero regresando ya estoy comprometida al 100 en hacerlo, por que es algo que me gusta mucho; poder ayudar a las personas.

 

En estos momentos paso unas semanas en Culiacán y otras en D. F., donde me sigo preparando con muchas clases de pasarela y proyección en cámaras, ya que eso es la clave para esa noche final; ganarte al jurado y al publico proyectar tu esencia. Estoy muy, muy enfocada y comprometida con este certamen. Es una gran responsabilidad y un orgullo enorme el saber que ya no soy Paty, sino SINALOA y demostrarle a toda la gente que las mujeres sinaloenses somos mujeres trabajadoras que luchamos día a día por cumplir nuestros sueños, mujeres perseverantes con muchas ganas de salir adelante.

 

Quiero ganar el certamen nacional, que es el día 29 y 31 de enero, y si Dios quiere y lo logro, me tendría que quedar a vivir un año en México para prepararme para el siguiente certamen internacional. Si no llega a suceder me regreso a Culiacán y mi proyecto a futuro es abrir una escuela para niñas que tienen también este sueño y prepararlas desde pequeñas, por que como mencione antes, no sólo es caminar bonito y sonreír sino muchas cosas más. Es algo que me encantaría hacer y que no hay aún en Culiacán; y también seguir modelando ya más como hobbie, por que me encanta hacerlo. Me reincorporé a mi agencia que es Paragon en D. F. y estoy muy contenta. Nuestra Belleza es una plataforma que te abre puertas para desarrollarte en cualquier ámbito, sobre todo en lo que es la televisión, que igual no estoy cerrada si se me presentara alguna oportunidad, la conducción me llama mucho la atención. Vamos a ver que depara el destino.

Quiero decirles a todas esas personas que tienen un sueño que luchen por él, que no te llega así solito, que tienen que trabajar día a día por lograrlo; así fue como yo lo logré, con determinación, perseverancia y sobre todo con muchas ganas. Me siento muy feliz de poder representar a la mujer sinaloense y les prometo hacer un excelente papel para dejar a Sinaloa en donde se merece.

Leave a comment