ÁMBITOS

ELIZABETH SILKENSEN

Nací en Culiacán, Sinaloa. Estudié en la Universidad Autónoma de Sinaloa la carrera de Contador Público. Tuve mi primera posición como contador general recién egresada de mi carrera en la Asociación de Agricultores Ejidatarios del Gobierno del Estado, donde me dieron la libertad de manejar el área contable de la dependencia y aprendí a desarrollarme como contador. Es importante perder el miedo en nuestra área y qué mejor oportunidad teniendo el apoyo de personas que creen en ti.

En 1994 me moví a Tijuana buscando mejorar mi inglés, ya que en Culiacán  empezaban a instalarse empresas transnacionales y para mi era importante por lo menos manejar un inglés básico de negocios. En Tijuana trabajé para la iniciativa privada y seis años más tarde regresé a Culiacán, donde tuve la oportunidad de trabajar para Visión Automotriz de Sinaloa -Honda de México-, una etapa profesional  muy satisfactoria de mi vida.

Todo ciclo se cierra, la etapa de Honda llegó a su fin y se me presentó la oportunidad de moverme a Estados Unidos con una oferta de trabajo muy interesante en una cadena de restaurantes, con la cual inicié mi currículum en el extranjero. Además, todo se iba acomodando ya que en ese tiempo por mi mente no dejaba de inquietarme el hecho de continuar con mi educación, ya que quería estudiar una Maestría en Negocios y Administración (MBA), la cual la obtuve en 2006 en la Universidad de Phoenix, AZ., título que me ha llenado de satisfacciones ya que me ha abierto muchas puertas en mi desarrollo profesional en Estados Unidos.

Hoy trabajo como Controller de la compañía Wholly Guacamolly, subsidiaria del grupo MEGAMEX Foods, localizada en Orange County, Ca. Posición en la cual el ser latina y hablar español es un “plus” ya que las subsidiarias están localizadas en México y Centroamérica y me ha permitido aplicar mis conocimientos adquiridos en México.

Además de mis logros profesionales, me siento plena en mi vida familiar al lado mi esposo Robert Silkensen y mi hijo Hanz, los cuales complementan mi vida. No puedo dejar de mencionar el apoyo incondicional que he recibido por parte de mi familia durante todos estos años; mi madre y hermanos son un ejemplo de lucha y positivismo en mi vida.

Es muy satisfactorio ver que el esfuerzo ha valido la pena y que todo sacrificio tiene su recompensa. Creo que en mi caso la clave para lograr posicionarme profesionalmente ha sido trabajar duro con pasión, actualizarme en mi carrera, respetar mi trabajo, siempre de la mano de mis valores profesionales y morales sin perder el enfoque de a donde quieres llegar.

Pienso que todavía me falta camino por recorrer profesionalmente, me gustaría dar clases o conferencias de negocios en alguna universidad a las nuevas generaciones y trasmitirles mis experiencias profesionales trabajando en el extranjero para que pierdan el miedo a nuevas propuestas.

Por último, te abro mi corazón diciéndote que extraño mucho Culiacán, ya que no tengo la oportunidad viajar con la frecuencia que yo quisiera y gozar a mis amistades, los lugares que hicieron historia en mi vida y sobre todo, la cocina sinaloense.

 

Elizabeth Silkensen.

Leave a comment