Me torcí mi pie; sentí un dolor agudo en el tobillo, se me hinchó y el tono de mi piel cambió. Realmente me costó mucho trabajo moverlo y, por consiguiente, no pude apoyarlo en el suelo”, platica Rafael, un deportista de 30 años.

Cuando las personas sufren una torcedura o esguince de tobillo se produce en el interior un desgarro o estiramiento de uno o más ligamentos de la articulación del tobillo. Esto suele ocurrir cuando se realiza un giro forzado con el pie.

Generalmente el esguince se produce por una contracción o un estirón brusco del músculo, pero también puede ocurrir si los músculos del tobillo están demasiado fatigados o no se han calentado lo suficiente antes de hacer deporte. Entonces éstos no se sujetan bien al pie y al hacer un movimiento se produce la torcedura.

El esguince suele curarse tras un periodo de recuperación y sólo se llega a operar en ocasiones excepcionales, cuando el desgarro de ligamentos es total.

¿Qué hacer?

•Durante los primeros días colocar en el tobillo una bolsa con hielos varias veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

•Para mitigar el dolor se pueden tomar antiinflamatorios.

•Para bajar la inflamación es necesario que el tobillo repose. Lo recomendable es mantenerlo elevado con una almohada bajo el pie.

•Para comprimir la zona lesionada y evitar que aumente la inflamación, colocar una venda elástica sobre el tobillo.

•Para fortalecer el tobillo y acelerar su recuperación, es aconsejable hacer ejercicios especiales.

•El médico podrá recomendar la utilización de muletas o un bastón para evitar apoyar el pie lesionado.

El tiempo de recuperación de un esguince de tobillo, en la mayoría de los casos, depende de la edad del paciente, su estado de salud y si ha sufrido con anterioridad alguna torcedura. También es determinante el tipo de esguince. Si es una torcedura leve, se puede recuperar en un par de semanas, pero si es más grave pasarán hasta seis semanas o más.

Para que el proceso de recuperación del tobillo dañado sea lo más rápido posible, el médico suele aconsejar un programa de rehabilitación con ejercicios especiales para fortalecer los músculos y mejorar la movilidad.

No es recomendable intentar volver a realizar las actividades normales antes de tiempo, ya que se podría agravar la lesión y, por tanto, el periodo de recuperación se extendería durante más tiempo innecesariamente. Se podrá regresar a las actividades si:

•Se puede mover el tobillo como antes de la lesión.

•El tobillo ha recuperado su fuerza.

•Al caminar en línea recta ya no se presenta dolor.

Se pueden evitar

Las torceduras de tobillo ocurren generalmente mientras las personas hacen ejercicio. Para prevenirlas, se puede seguir estos consejos:

•Utilizar siempre un calzado que sujete bien el pie.

•Antes y después de cada sesión de deporte, realizar ejercicios de estiramiento.

•Evitar hacer giros rápidos o cambios de dirección repentinos.

•Si se ha sufrido una lesión similar con anterioridad, utilizar una tobillera o una venda.

En Hospitales Angeles queremos un Sinaloa lleno de vida.

No olvide consultar a su médico.

“En Hospitales Angeles queremos un Sinaloa lleno de vida.”

Por: Hospital Angeles Culiacán

Blvd. Alfonso G. Calderón No.2193 Poniente Desarrollo Urbano Tres Ríos

Tel. 758 7700

@angelesculiacan

Leave a comment