Los ojos son el centro de atención de todas las miradas, y la mirada es un rasgo principal de nuestra personalidad. Con el paso de los años el aspecto de nuestro rostro se va modificando debido a los cambios de la piel, la pérdida de volumen y el descenso que experimentan los tejidos faciales. La caída de las cejas, la caída y exceso de piel del párpado superior, o las bolsas y ojeras en los párpados inferiores, son algunos de los signos que evidencian el proceso de envejecimiento facial y el daño solar acumulado en nuestra piel.

La blefaroplastía es un procedimiento quirúrgico cuyo fin es eliminar el exceso de piel, grasa y músculo de los párpados, tanto superiores como inferiores. Puede mejorar la piel flácida y las bolsas, y puede ayudar a mejorar la visión en personas mayores que presentan un exceso importante de párpado superior que cae sobre la pupila. La blefaroplastía mejorará tu apariencia y la confianza en ti mismo, siempre de forma natural y manteniendo tú esencia, sin cambiar tu expresión.

La blefaroplastía no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas, ni las “ojeras” oscuras, así como tampoco levanta unas cejas caídas (para lo cual se requiere una pexia de cejas). La blefaroplastía es diseñada individualmente para cada paciente, dependiendo de sus necesidades particulares.

Puede realizarse de forma aislada para los párpados superiores, inferiores o ambos, o en combinación con otros procedimientos quirúrgicos sobre ojos, cara, cuello, cejas o nariz. El procedimiento tiene una duración aproximada de dos horas y se lleva a cabo de forma ambulatoria. Se realiza bajo anestesia local y sedación o bajo anestesia general. El tiempo aproximado de recuperación para regresar a actividades cotidianas es de alrededor de cinco días. En los primeros dos días después de la cirugía se utilizan compresas frías y en algunas ocasiones gotas lubricantes para los ojos.

Dentro de las restricciones durante el período de recuperación se encuentran: no asolearse durante al menos un mes y no realizar esfuerzos durante algunos días. La paciente puede realizar ejercicio ligero aproximadamente a las tres semanas, y ejercicio intenso entre cinco y siete semanas después de la cirugía.

Los resultados de la blefaroplastía son inmediatos y definitivos; al desaparecer los signos de cansancio y envejecimiento facial, se consigue que la cara presente un aspecto más joven y saludable y tendrá la sensación de que sus ojos son más grandes.

Un cirujano plástico certificado es el único especialista que cuenta con los conocimientos, entrenamiento quirúrgico y experiencia necesarios para realizar este tipo de procedimientos bajo condiciones de máxima seguridad para el paciente. No expongas tu salud y verifica las credenciales de tu cirujano.

Por: Dr. Oscar Eduardo

Flores Woods

Cirujano Plástico, Estético

y Reconstructivo

drfloreswoods.cirplastica@gmail.com

Tel: (669) 688-2257

Cel: (669) 222-3081

www.woodsplasticsurgery.com

Laguna Plaza & Business Center, Consultorio 608

Leave a comment