Tips para perder el miedo al Dentista

Tips para perder el miedo al Dentista

COMPARTIR

La odontopediatría es la especialidad de la odontología que trata el cuidado oral preventivo y terapéutico de niños y adolescentes. El odontopediatra posee capacidades específicas para entender los sentimientos de los niños, ganarse su confianza y cooperación, y realizar los tratamientos dentales de manera amable. Estas capacidades no sólo le servirán para aplicar debidamente los tratamientos en la edad infantil, sino que evitarán provocar traumas a los niños que les pudieran afectar su relación con los dentistas cuando sean mayores.

Es esta misma línea, el odontopediatra no sólo se preocupa de proporcionar la atención requerida en ese momento, sino que además promueve la futura salud dental de su hijo gracias a la estimulación de actitudes y conductas positivas sobre el tratamiento dental. En definitiva, el odontopediatra pretende diagnosticar y tratar las enfermedades orales actuales, pero también trazar un camino de prevención básico para la salud oral del niño.

En la consulta dental infantil existen diferentes tipos de tratamientos dentales de acuerdo al objetivo que se pretenda. Estos pueden ser clasificados en preventivos y restaurativos.

 Tratamientos preventivos

Los tratamientos preventivos son todos aquellos que se realizan en dientes sanos con la finalidad de mantener el estado de salud. Sus ventajas consisten en ser poco invasivos, indoloros y mucho más económicos que cualquier otro tratamiento restaurativo. Los tratamientos preventivos más comunes comprenden las limpiezas dentales, las aplicaciones tópicas de fluoruros y la colocación de selladores de fosetas y fisuras.

 Tratamientos restaurativos

Los tratamientos restaurativos devuelven la función y forma de un diente afectado por la caries, por un golpe o incluso por una malformación. Estos se caracterizan por abarcar una extensión dental mayor, se puede elegir múltiples materiales restaurativos entre los que destacan: resinas, ionomeros de vidrio, coronas de acero, de resina y Zirconia.

Tips para perder el miedo al dentista

  1. Acudir desde pequeño a revisiones

De esta forma, ayudamos a reconocer la consulta, instrumentos, doctores, dinámica de la visita y generar confianza en el niño. Por otro lado, es importante que el odontólogo conozca la evolución del niño desde pequeño para poder detectar y prevenir futuros problemas bucodentales.

 

  1. Hablar en positivo del dentista

Debemos huir del uso de recursos negativos para crear hábitos, por ejemplo, emplear al dentista como un castigo: ‘si no te lavas los dientes te llevo al dentista’. De esta forma, no conseguiremos que se lave los dientes y, además, asociará dentista con elementos negativos.

 

  1. No usar las palabras prohibidas

Miedo, dolor, aguja, jeringa, arrancar dientes… No nos damos cuenta, pero en muchas ocasiones el empleo de la palabra incorrecta nos transmite inseguridad y desconfianza. Imagina por un momento que te dicen que el dentista te va a ‘arrancar los dientes’, saldrías corriendo ¿verdad? Pues los niños también.

 

  1. Elegir una clínica dental con odontopediatra

Los odontopediatras, además de ser odontólogos, están especializados en odontológica pediátrica y en psicología infantil para cada una de las etapas del desarrollo del paciente.

 

  1. No dejar los tratamientos sin hacer

Con revisiones periódicas los problemas serán detectados a tiempo y por consecuente no dolorosos para nuestros pacientes y más económicos.

Como puedes comprobar, todos los puntos están conectados y llevan a la prevención de problemas bucodentales como mejor arma para combatir el miedo y la ansiedad al dentista.

 

Dra. Luz Selene Hernández Carreño
Especialista en Odontopediatría
Tel. (667) 752-1548 y (667) 752-1678
Cel. (667) 156-4928
Av. Dr. Mora 1300-2, Col. Las Quintas, Culiacán, Sin.
www.cedentpremier.com