Terry Dubrow y Paul Nassif. Los doctores mágicos

Terry Dubrow y Paul Nassif. Los doctores mágicos

COMPARTIR

Terry Dubrow y Paul Nassif son los protagonistas del reality Botched de la cadena de televisión pagada americana E!. El programa se centra en estos médicos de cirugía plástica que arreglan los errores cometidos por otros; desde labios a punto de explotar, malos implantes de senos e inyecciones de botox, su primera transmisión fue el 24 de junio de 2014, teniendo así ya tres temporadas.

Terry Dubrow

Nació en Los Angeles, California, el 14 de septiembre de 1958, es hijo de Laura y Alvin Dubrow. Su hermano Kevin Dubrow fue vocalista de la popular banda de metal Quiet Riot; se casó con la actriz Heather Dubrow en 1999 y tienen cuatro hijos.

Heather participó como co-anfitriona en Botched durante tres capítulos en la segunda temporada.

Es uno de los más destacados cirujanos plásticos de Estados Unidos, recibió su título en Ciencias Médicas, tanto de la Universidad de Yale y en la Universidad de California, luego pasó a completar una residencia en cirugía general, fue jefe de residentes en el Harbor-UCLA Medical Center y completó su beca de investigación en cirugía plástica y reconstructiva en el Centro Médico UCLA. Dubrow se especializa en una serie de procedimientos de cirugía plástica, incluyendo estiramientos faciales, rinoplastias, abdominoplastias y el aumento de busto.

Terry es co-autor del libro La cura del Acné con Brenda D. Adderly.

Paul Nassif

Estudió en la Universidad de Ciencias de la Salud / Escuela de Medicina de Chicago en sus dos primeros años de educación médica, y en la Universidad del Sur de California, Escuela de Medicina, en los dos últimos años. Tuvo residencia en cirugía general en la Universidad de Nuevo México, seguido de un Otorrinolaringología residencia en cirugía -head y el cuello en la Universidad de Nuevo México. Posteriormente se completó una beca plástica facial y cirugía reconstructiva en San Escuela Universitaria de Medicina Louis en 1998. Se ha especializado en cirugía plástica facial, específicamente rinoplastia. Su trabajo ha aparecido en Entertainment Tonight, Good Morning America, entre otros.

El Dr. Nassif ha desarrollado la primera línea de cuidado de la piel para tratar específicamente los cambios del biorritmo que experimentamos y los efectos que estos cambios tienen en la piel. Los productos en su línea NassifMD Bio-Rhythmic skincare ayudan a contrarrestar los efectos negativos asociados con un estilo de vida que incluye factores de estrés diarios que pueden causar que el biorritmo salga de sincronización.

El 2 de mayo de 2002 contrajo matrimonio con la empresaria, diseñadora de calzado, y personalidad de la televisión, Adrienne Maloof, con quien comparte varias participaciones en Maloof Companies. La pareja tiene tres hijos y residió en Beverly Hills, California, hasta su separación el 30 de julio de 2012. Se divorciaron el 8 de noviembre de ese mismo año.

Botched

La buena química entre ambos doctores se ve en el programa; aunque no siempre están de acuerdo uno con el otro, el respeto mutuo los ha mantenido juntos durante dos temporadas y la que se transmite actualmente.

“Por mucho que le haga bromas al doctor Dubrow y viceversa, cada uno valora el talento del otro y su personalidad, eso nos ha mantenido inseparables y listos para una larga carrera”, comentó Nassif.

Pero, más allá de entretener, ambos médicos creen que hay un mensaje más importante en esta producción televisiva. “Educar sobre qué no hacer. No te realices una cirugía plástica barata, busca al cirujano correcto”, expuso Nassif. “Creo que tiene moraleja. Hace que las personas piensen dos veces antes de someterse a una cirugía plástica, porque es peligrosa como cualquier otra cirugía. Así que hay asegurarse de hacerla por los motivos correctos. Investigar el procedimiento y al doctor muy cuidadosamente”, expresó también Dubrow.

Ambos doctores también saben decir no cuando es necesario y ayudar a sus pacientes a que tengan expectativas realistas. “Les he dicho que dejen de intentar ser perfectos. La cirugía es sólo una manera de crear una mejor versión de ti. Me preguntan: ¿Necesito esto? Y les digo que no, no necesitan nada más a menos que tengan una deformidad que los esté afectando socialmente”.

A lo largo de su carrera ambos médicos han tenido casos fuera de lo común, a continuación te mostramos algunos de ellos.

Tobias Strebel es un joven británico que gastó $100,000 dólares (£63,000) en cirugías plásticas para parecerse a Justin Bieber.

Otro británico fue Jordan James Parker, quien ha gastado 120,000 euros para parecerse a Kim Kardashian. Sus labios, razón de asistir al programa, le habían causado una parálisis facial y el mismo botox salía de sus labios.

La  mujer transgénero Rajee Narinesingh de 48 años vivió diez años de su vida con cemento y sellador de llantas en la cara, no fue hasta después de un año de haber ido al programa los médicos decidieron ayudarla, pues ya tenía protuberancias del tamaño de pelotas de golf.

A través del especial Botched Presents: Perfect el eslovaco Justin Jedlica, conocido como el “Ken Humano”, de 34 años y quien vive en Nueva York, se hizo famoso luego de someterse a más de 190 cirugías con el deseo de parecerse al “novio” de la muñeca Barbie. El cirujano plástico Leif Rogers le implantó unas prótesis en la espalda que el mismo joven diseñó, esto con la finalidad de dar ilusión de tener alas. Cuando los doctores le preguntaron: ¿Cuándo dejaras de visitar los quirófanos?; “Ken” respondió: “cuando sea 100% de plástico”.

Dee Stain, una ex bailarina de 53 años, fue al programa para quitarse prótesis mamarias de 14 kilos, mas aparte de sentir la presión de llevar las grandes prótesis, su condición se complicó cuando la solución salina se rompió en el implante de su pecho izquierdo, haciendo que se “desinflara”. El Doctor Terry dijo “No puedes dejar a esta mujer así… tal vez desarrolle cáncer de mama o alguna infección. Alguien tiene que hacer algo y si no es con nosotros ahora, entonces con quién y cuándo”.

“Yo sólo quiero ser Jessica Rabbit”, dijo Cassandra Cass, una mujer transgénero que ha gastado 200,000 dólares en cirugías para hacer su sueño realidad, la razón de acudir al programa fue que no podía respirar bien a raíz de una mala operación en la nariz y también quería que le quitaran dos costillas para conseguir la cintura de “avispa” de Jessica.

En la temporada Botched by Nature los doctores ayudaron a personas quienes habían nacido con algún problema; tal fue el caso de Lee, este hombre de Louisiana nació con un síndrome nasal frontal. Lee le contó a los médicos que su condición le valió ser discriminado durante años pero que, después de someterse a varias intervenciones sin resultados positivos, se dio por vencido y pensó que nunca tendría una nariz normal. Pero gracias al programa, Lee tuvo una nueva oportunidad, y el resultado de esta fue muy positivo. Según contó, ahora puede respirar mejor, jugar cualquier deporte con su hijo sin cansarse, y está mucho más a gusto con su rostro.

Es en esta tercer temporada que los doctores llevan a cabo un trabajo más caritativo dentro de la cirugía plástica y reconstructiva ayudando a personas con defectos congénitos, accidentes y casos en los que su ayuda es muy necesaria.