TANATOLOGÍA

ÁMATE, las cinco emociones básicas

¿Se te hace conocida esa respuesta? -“Bien”- a mí sí, por lo general es lo que respondemos, pero detrás de ese bien hay una historia que contar.

La vida da muchas vueltas, cuando era niña si me enojaba, era una niña fea; si chillaba, me decían que era una chillona; si me reía, me decían que parecía tonta. ¿A qué me llevaron estos comentarios? Me volví inexpresiva. Veo fotos mías de hace tiempo y sí, había una tristeza muy grande en mí, estaba seria que hasta parece que estaba enojada.

Las emociones son contagiosas: Si ves a alguien llorar, te duele y le dices que no llore; si ves a alguien triste, te entristece. ¿Cuál es tu reacción¿ Decirle que ya no esté triste, lo invitas a que se distraiga; si alguien está enojado, altera a la familia o al entorno, le pides que ya no se enoje y le das alguna razón para que así sea; si alguien tiene miedo, le dices que no tenga miedo, que todo está bien.

¿Qué hacemos con esta manera de ayudar? Hacer que repriman las emociones, es como ponerles un tapón para que no las saquen y las guarden en su corazón, en su alma y en su cuerpo, porque más adelante las van a somatizar con alguna enfermedad, y las enfermedades son el reflejo del alma.

La Tanatología invita a las personas que están viviendo un duelo a expresar las emociones, sentirlas, vivirlas y a través de ese proceso se llega a la sanación. Las cinco emociones básicas, sus siglas son ÁMATE, de ellas se derivan muchas con diferente intensidad:

AFECTO

Amor, Cariño, Ternura, Aprecio, Simpatía, Amistad, Apego, Inclinación, Agrado, Interés, Cordialidad, Devoción, Estima, Ilusión.

El afectonos sirve para generar vínculos, cuando es exagerado se convierte en dependencia y cuando es poca es que no se sabe vincular.

MIEDO

Recelo, Aprehensión, Cuidado, Desconfianza, Sospecha, Sorpresa, Prevención, Celos, Prejuicio, Temor, Angustia, Preocupación.

El  miedo agudiza nuestros sentidos, si es necesario nos inmoviliza, se busca protección de forma gradual. Cuando el miedo no es sano nos vamos a preocupación, ansiedad, ataques de pánico, se vuelve temor, sufrimos nerviosismo o crisis.

ALEGRÍA

Contento, Júbilo, Gozo, Agrado, Gusto, Felicidad, Tranquilidad, Placidez, Despreocupación, Satisfacción, Regocijo.

La alegría es vitalización, nos da fuerza para vivir; cuando es exagerada, es superficial y cuando está disminuida, no se energetiza. Cuando reímos nos sentimos muy bien.

TRISTEZA

Congoja, Abatimiento, Desconsuelo, Desanimo, Desolación, Aflicción, Dolor, Pena, Llanto, Melancolía, Soledad.

La tristeza es un sentimiento básico de dolor que se manifiesta ante la pérdida. Nos invita al retiro y a la introspección para aclarar la mente, decidir mejor y nos ayuda a reconstruir nuestra vida. Los dos extremos de la tristeza son: evadir, distraerse en exceso o hundirse en ella, se puede convertir en depresión.

ENOJO

Ira, Cólera, Disgusto, Furia, Enfado, Desagrado, Queja, Resentimiento, Rencor, Odio.

El enojo nos provee de energía, se acompaña de una descarga de adrenalina; nos permite poner límites, defendernos y corregir. Generalmente, lo ponemos fuera de nosotros, “tú me enojas”, “me lastimas”. Como no está bien visto socialmente, se reprime y tratamos de taparlo con otro sentimiento.

Los niños tienen la facilidad de vivir las emociones, si se enojan lo demuestran a través de berrinches, se pelean con los amigos, lloran cuando tienen miedo o les duele algo, después de un rato están como si nada hubiera pasado.

Estimado lector, te invito a que abraces las emociones, son parte natural del ser humano, permítete sentirlas, vivirlas para liberarlas y encontrar esa paz que tanto buscas. Como lo mencioné al principio, la vida da muchas vueltas porque ahora expreso mis emociones e invito a las personas a que también lo hagan.

“Emociones expresadas, emociones superadas, cuando las emociones no se expresan, el cuerpo duele”.

Bendiciones y hasta pronto.

FB Grupos de Ayuda Mutua Alejandra Renacer

FB Tanatóloga Yvonne Bulnes

Yvonne Bulnes

Leave a comment