La Rosca de Reyes es el postre por excelencia del 6 de enero, con ella se conmemora que los Reyes Magos encontraron el pesebre donde nació el Niño Dios, y ya sea con un buen chocolate o una taza de café es un suculento postre que satisface los paladares de chicos y grandes.

Además de la figura de un niño de plástico, este pan tiene una larga historia y numerosos significados; entérate mientras saboreas un pedazo.

El origen

Las roscas suelen ser redondas, pero en México se le ha dado forma oval asemejando una corona, para que muchos puedan disfrutar de ella. Se le decora con frutas curtidas o secas como higos, membrillos, cerezas, tunas, acitrón y piña; significa la llegada de los Reyes Magos a la ciudad y se remonta a la época en que los españoles colonizaron el país. 

¿Por qué traen un niño dentro del pan?

De acuerdo con la tradición, la representación de la Natividad es incorporada a la Rosca de Reyes, en donde el pan puede tener uno o varios “monitos” escondidos en su interior. 

Esto interpreta que el niño tuvo que ser escondido y protegido en los tiempos de Herodes, quien al enterarse que había nacido el Rey de Reyes, en un humilde establo, ordenó matar a todos los niños menores de tres años, para evitar de este modo, ser derrocado. 

Es tradicional que a la hora de cortar una rebanada la persona que encuentra al niño tiene la obligación de comprar tamales y chocolate el 2 de febrero Día de la Candelaria.

De muchos sabores

La Rosca de Reyes representa una corona, la cual se adorna con frutos secos y cristalizados de colores simulando las joyas que estaban incrustadas en las coronas de los Santos Reyes que significan Paz, Amor y Felicidad, hoy en día las opciones de saborearlas varían de acuerdo a los gustos de cada familia.

Tradicional

Delicioso pan dulce de vainilla, decorada con pasta de concha, frutos variados, ate, higos, cerezas, nuez y monedas de chocolate.

Tres leches

Deliciosa rosca de pastel tres leches, con chantilly, duraznos, cerezas y nuez.

Volteada de frutas

Una rosca de repostería fina, aderezada con acitrón, pasas, higos, nueces y ate; decorada con cerezas y monedas de chocolate.

Leave a comment